El tandilense se sobrepuso a un mal comienzo y a un cuadro gripal y venció a Thiem por 1-6, 2-6, 6-1 y 7-6 (7-1) y 6-4.

not_895484_30_171323_m

Juan Martín Del Potro (28° del ranking de la ATP) logró un triunfo heroico e historico. Por los octavos de final del Abierto de los Estados Unidos, se impuso en un duelo dramático con el  austríaco Dominic Thiem (8°). Fue 1-6, 2-6, 6-1 y 7-6 (7-1) y 6-4en tres horas y 34 minutos para el argentino, quien se sobrepuso a un estado gripal y que terminó con el estadio Grandstand rendido a sus pies.

El tandilense amaneció con malestar y fiebre. Y durante el primer set, que se le fue en apenas 36 minutos, pidió dos veces la atención del trainer.

Las cosas no cambiaron en el segundo set. Delpo estaba lento y errático y Thiem le quebró dos veces consecutivas para ponerse 4-0. El argentino esbozó una reacción: ganó su saque y dispuso de triple break point en el game siguiente, un juego de altísima intensidad que finalmente se llevó el austríaco, que luego se llevó el parcial por 6-2.

Sin embargo, las buenas señales que Delpo dio en el segundo set eran un indicio de lo que venía. El tercer parcial lo mostró en su mejor versión: el saque comenzó a responderle y volvió a intimidar con el drive, además de ganar en movilidad. Así, con dos quiebres sobre un saque de Thiem -quien bajó su nivel- ganó el set.