Ocurrió en 15 y 532 por la caída de un árbol. Murieron dos personas, una de 65 y 22 años. 

Todo comenzó cuando un tormenta muy fuerte desencadeno una fuerte lluvia con viento que llegaron a más de 100 km por hora  y eso provocó la caída de un árbol en una vivienda a las orillas del casco urbano. Las personas fallecidas estaban durmiendo en ese momento.

La vivienda por la caída del árbol no pudo soportar semejante peso, por la precariedad de la construcción. En ella vivían el hombre fallecido de 65 años, su dos hijos, uno de ellos con su pareja y un bebe recién nacido.

El hombre fallecido miguel Ángel Gonzalez de 65 años murió en el instante mientras dormía, mientras que su hijo de 22 años fue trasladado de urgencia y falleció a las horas en el hospital. Su hijo de tan solo 2 meses, sufrió heridas leves y se encuentra fuera de peligro.