La votación fue de 4 contra 1, el único que votó en contra fue el aliado del Gobierno, Carlos Rosenkrantz. Duro revés para el Gobierno de Mauricio Macri.

El hecho que sucedió este 18 de diciembre, trata sobre el indice porcentual de los juicios que tienen más de 150 mil jubilados con el ANSES debido al reajuste de haberes. El caso se dio a conocer en los medios de comunicación y entro en vigencia en la Corte Suprema, por el juicio de Julio Orlando Blanco.

Debido al “caso Blanco”, buscaba que la actualización de los haberes de aquellos jubilados que los realizaron juicios se cobraran por el Índice de salarios básicos de la industria y la construcción (ISBIC) con un porcentaje mayor al 60%, y no por la Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE), que arrojaba un valor más bajo al 40%, por lo que al Gobierno le convenía.

Noticias que le puede interesar: https://lajornadaonline.com/2018/12/18/si-en-el-2017-no-se-hubiese-modificado-la-formula-jubilatoria-la-minima-deberia-ser-de-12-mil/

Por este tema, el Gobierno tendrá que desembolsar en los siguientes años más de 90 mil millones de pesos para pagarle a los jubilados que obtendrán una sentencian firma y se conocerá cual es su cobro en los próximos 2 años. El ministro de Justicia Germán Garavano, principal ente entre la Corte y el Gobierno no pudo torcer la voluntad de los Magistrados. La foto muestra a una clara mayoría en la Corte contraria a los intereses del Gobierno y a un Rosenkrantz que, a diferencia de su antecesor, no puede dominar al cuerpo tribunalicio.

Ahora luego del fallo, las sentencias comenzarán a finales del 2019, principios del 2020 y seguirán hasta el 2022. Por lo que los Jubilados podrán cobrar los correspondiente a su juicio del reajuste de Haberes.