Es la Inflación más alta de los últimos 27 años, cuando en 1991 fue del 84% durante el Gobierno de Menem.

Los aumentos de precios se mostraron incontrolables durante el 2018 debido a la megadevaluación y la no contención de parte del Gobierno. En el último mes del año respecto de noviembre, cuando había sido del 3,2%. bajo casi un punto. Respecto a lo anunciado por el equipo económico de Mauricio Macri al principio del 2018 que no iba a superar el 15%, se mostró en la realidad un pronostico totalmente desacertado.

Con estos datos, y pese a la aspiración oficial, los economistas prevén que será complicado que en los próximos meses la inflación se ubique por debajo del 2% debido, principalmente, a los aumentos ya previstos en las tarifas de los servicios públicos. En la ley de Presupuesto se estimó una suba inflacionaria del 23%.

Durante el 2018, entre los rubros que tuvieron aumentos más altos son: Transporte (66,8%); Comunicación (55%) y alimentos y bebidas no alcohólicas 51,2%. Es decir, por encima de la inflación casi del 22% sobre lo estimado.

Después de 27 años, la Argentina vuelve a tener una inflación que hizo disminuir el poder adquisitivo de los trabajadores, a más del 25%. En el 91, durante el Menemismo produjo una inflación del 84% e influyo enormemente en el poder de compra de la gente.