El sector agropecuario estima que los costos por el desperdicio de hectáreas serán multimillonarios,sumado a las infraestructura de las vivienda en las ciudades.

Según estimaciones del Área de Economía de la entidad agropecuaria, si se toma el 13,8% de superficie afectada que reveló la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, unas 2,4 millones de hectáreas, equivalentes a 6,5 millones de toneladas, quedaron bajo el agua sin utilidad, lo que restaría la facturación de al menos U$S 2.200 millones (unos U$S 340 la tonelada).

Además, las viviendas de los ciudadanos de las ciudades como Resistencia, Chaco, entre otras, se estiman otros U$S500. El Gobierno nacional aun no dio un comunicado oficial sobre las inundaciones y que los depara a los vecinos de las zonas perjudicadas.