Mauricio Macri termino perdiendo en las reuniones con el primer mandatario de Vietnam y a cambio de la compra de limones, mandarinas y pomelos, el país asiatico entregaría a la Argentina electrodomésticos.

Parecerá cómico pero así es la realidad,nuestro país como en la primera década del Siglo XX, tiende a ser un país solo Agro-exportador. Esta vez el presidente argentino se reunió en Vietman con su par Nguyen Phu Trong, donde se baso en vender productos cítricos a cambio de electrodomésticos. Es una clara muestra de que nuestro país no agrega valor agregado y no termina siendo beneficioso para la economía interna.

A su vez, en la reunión en el Palacio Presidencial en Hanoi, Macri y las delegaciones confirmaron la aprobación para el intercambio recíproco de cuatro productos. El presidente de Vietnam dijo que ordenará a los organismos correspondientes a que aprueben el ingreso de naranjas, pomelos y mandarinas, mientras que ya fue aceptada la compra de limones.

Si bien Nguyen Phu Trong consideró que la Argentina “es un socio muy importante en América” y dijo sus expectativas pasan por el aumento y la diversificación de productos entre ambas naciones. No obstante con la negociación, al Presidente de Vietnam le interesa vender productos con valor agregado en la Argentina, teniendo un margen de ganancias mayor el país asiático que el nuestro, es por eso que le pidió a la delegación argentina que estudien la posibilidad de aprobar el ingreso de electrodomésticos, cerámicas y productos del mar como otras opciones comerciales.

Si bien una negociación para atraer inversores, termina perdiendo no el productor que exporta, naranja, limones, pomelos, entre otros, si no que el Gobierno al darle el valor monetario para cada venta de exportación a los productores, y a su vez el intercambio de electrodomésticos no sería una moneda corriente de inversión para la economía Argentina, sería uno de los tantos déficit que agranda cada día más el Gobierno, en vez de achicarlo como prontuario de su política.

Además, aunque este muy lejos, Macri le habló del interés de los productores argentinos para exportar carne porcina, embriones, semen, equinos y bovinos en pie, aceite de pescado, carne de vaca congelada, cerezas, arándanos, semillas de tomates, harina de soja y leche en polvo. Dijo además que Vietnam “necesita cada vez más alimentos” y que la Argentina quiere “ayudar a que los produzcan”.