Desde el 99´con la Alianza que tuvo de Presidente a Fernando de la Rua, hasta el 2019 que amenaza romper con Cambiemos.

La Unión Cívica Radical fue el primer partido político de la Argentina que respaldaba a un sector de la sociedad, en sus comienzo no era parte de los sectores más pudientes de la sociedad, o la llamada oligarquía por los tiempos a fines de Siglo XIX, si no que protegía a los trabajadores y a la industria nacional. En la actualidad y a lo largo de la historia pasando por varias transformaciones, hoy se encuentra presidido por Alfredo Cornejo, un radical de alianzas de la ultra derecha argentina.

Durante las elecciones de 1999 con su afán de tantos años sin tener relevancia nacional, la UCR se unió a otros partidos políticos que buscaban hacerse fuerte y sacar al peronismo de ese entonces que tenia como cara visible al mismísimo Carlos Saul Menem, siendo una década de figuras infames en la cuyuntura política de ese entonces. En ese año el presidente era de la UCR y ex jefe de Gobierno de Capital Federal de Gobierno de Capital Federal, Fernándo de la Rua, donde su ciclo se termino a fines del 2001 con una fuerte crisis social y económica.

Pasaron 16 años y la UCR volvió hacer lo mismo, la alianza era concreta y se unieron no solo a otros partidos como ocurrió en el 99´, si no que los sectores más poderosos del empresariado junto con el PRO, formaron parte. La UCR siendo un partido cada vez con menos poder en el contexto nacional se vendió a esos sectores en la cual formo parte. Es notorio que en momentos de fragilidad política y social, el partido creado a fines del Siglo XIX, se quiera despegar de la derecha, luego de hacer negociados en lo político.

A modo de síntesis, luego de que formaran parte y que ahora no se quieran hacer cargo de lo que ocurre en el país, por que ellos también lo son en el manejo general junto al pro de lo que ocurre en Argentina. Ahora es cuando la Unión Cívica Radical no se hace cargo y se quiere despegar del mismísimo Mauricio Macri, cuando ellos apoyaron e hicieron campaña en todo el país. Lejos de hacerse cargo,enfatizan la desvinculación del PRO y otros partidos para tomar fuerzas y fragmentar cambiemos, con alusión a las elecciones internas en las siguientes PASO que se celebrarán este año.

Que quedará de la fragmentación de Cambiemos y como renacerá la UCR, es un dilema que todos los analistas políticos se preguntan hoy en día. Muchos especialistas aseguran que la UCR a modo de terminar el 2019 forma parte de este Gobierno y que el despegue no va ser fácil, por que lo hecho, hecho esta. Uno de los grandes críticos a su partido es Ricardo Alfonsin, que recordó lo fuerte que era la UCR cuando su padre era presidente de la Argentina. “No volverá a ser lo mismo” asegura Alfonsin, en otras de sus frases difiere y manifiesta que “Ernesto Sanz nos entrego a Cambiemos y ahora es dificil despegar a la UCR de ellos, aun quedan esperanzas, pero con que cara nuestro partido puede salir a la calle, es una cuestión de tiempos” Sentenció Ricardo Alfonsin.

En tiempo de elecciones y más llegado al termino, a modo de análisis hay que mirar el tablero y la UCR hoy queriéndose fragmentar y ganar la postura en Cambiemos en un terreno muy arido y a que modo de unión el partido que solía ser ejemplificador en el democracia argentina, hoy se encuentra debilitado aunque sean parte del Gobierno.

Sus lemas y políticas no están impuestas en lo que solía ser Hipolito Yrigoyen o el propio Raul Alfonsin. El partido político más viejo de nuestro país ya no tiene reversión y sus posturas equivocadas tienen consecuencia, muchos argentinos carecen de memoria pero no olvidan las traiciones y se verá reflejado a lo largo de los años. La UCR no tienen reversión en el tiempo y tiene que pagar las equivocaciones.