Concesionarias salieron esta semana con fuertes liquidaciones, tras una caída de enero y febrero.

Con un mes de marzo que comenzó pésimo para el rubro automotriz, aun en Argentina hay más de 200.000 autos sin vender y tanto las fábricas automotrices como las concesionarias están poniendo toda la carne al asador para poder colocarlos. Vender autos hasta hace pocos meses les resultaba una tarea sencilla, pero de octubre la crisis sacudió fuerte el consumo en todos lo ambitos.

Los últimos meses del año pasado y el primer bimestre de 2019 registraron caídas en los patentamientos (ventas de unidades cero kilómetro) que oscilaron entre 45% y 50% por debajo del mismo mes del año anterior.
La caída de ventas hasta el jueves pasado había sido de 80%, si se la compara contra la primera semana del mismo mes del año pasado pasado

“Tenemos más de 200.000 unidades sin vender, si sumamos lo que hay en nuestros salones, los depósitos de las automotrices y los playones del puerto de Zárate”, dijo Rubén Beato, secretario general de la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA).