La moneda Norteamericana subió 20 centavos durante toda la jornada y para que no siga trepando, el Banco Central tuvo que subir nuevamente las tasas de liquides.

El efecto de bola de nieve se sigue acrecentando cada día más y nos trae el mal recuerdo de lo que ocurrió entre mayo, junio y julio del año del 2018. Los instrumento financieros que usa el BCRA no son satisfactorios para poder parar el Dólar que cerró en $42.51 y asimismo la inflación no será estancada como ellos pretenden, si no que se acentúa y se espera que la recesión se acrecenté más que el año pasado.

Las tasas las subieron a 62,54% Además, no solo los brotes verdes fueron noticias en el segmento económico de nuestro país, si no que también se conoció un dato de la industria que cayó a valores aun más altos durante el 2002, llegando a un 56,2% de caída industrial desde que comenzó el 2019.

Durante la semana el Dólar seguirá trepando de manera escalonada, a lo sumo que las tasas decidan desde la cartera financiera de Cambiemos a un 65% para que contener la moneda. Lo que si se prevé es que como dice la jerga “pan para hoy y hambre para mañana, solo se podría mantener unos días, a lo sumo que el BCRA salga a vender los 8 mil millones de Dólares que el FMI habilitó para contener la demanda y la especulación.

Por su parte, la caida de la industria es inedita y la profundización de la crisis se agudiza todo el tiempo, por que no haber consumo cae la industria y si cae no hay fluctuación económica interna. Salvese quien pueda.