En nuestro país, se viven cada día más hechos de delincuencia y cientos de esos perpetuados por Motochorros. ¿Puede acaparar la ley penal la incidencia de los casos? ¿Se puede actuar en legitima defensa en el momento de un robo?¿ La ley ampara al delincuente o a la victima?

En la Argentina, los casos delictivos de robo a mano armada o de hurto nunca dejaron de suceder, pero es una realidad que la crisis incrementa que haya cada día más hechos. Durante el 2018 se vivieron casos que dieron para hablar en los medios de comunicación y uno de esos fue el caso de Cecilia Rivas. Ella es modelo argentina, Chica Playboy e influencer y pide una reforma de las leyes penales, por que en muchos casos como el suyo, son vulnerables.

Cecilia Rivas (Modelo e Influencer) @cecilitalamejorok

A síntesis de esclarecer lo sucedido, todo comenzó cuando le robaron su celular en el barrio porteño de Balvanera. El robo fue en Sánchez de Bustamante y avenida Córdoba, en el límite entre Recoleta y Balvanera en la madrugada del domingo 20 de mayo del 2018 cuando iba en su Peugeot 207 acompañada por Roxana Susterman. Luego del hecho delictivo, Cecilia Rivas en estado de shock, fue a buscar a los delincuentes.

En la persecución, Rivas reconoce al delincuente y se acerca hacía donde ellos estaban en San Luis 3170, Balvanera (Julian Andres Rodríguez Cardozo 21 y Oscar Alejandro Orona 43), comenzó a perseguir la moto en estado de shock en la que iban los ladrones, alcanzándola, sucedió un accidente y terminaron debajo un auto, donde fallece el más joven de ellos y el otro fue derivado al hospital. En lo sucedido ella (Cecilia Rivas) nunca se dio a la fuga, si no que permaneció en el lugar hasta que vino la policía y llamo a la ambulancia.

El hecho tomo transcendencia y según la reconstrucción del Juez Slupski, la motocicleta quedó “enganchada” al Peugeot que la arrastró varios metros por la cinta asfáltica, mientras chocaba con otros coches estacionados en esa cuadra. Debajo de uno de esos autos quedaron tendidos Orona y Rodríguez Cardozo.

Luego, el Juez dispuso que el acontecimiento no logra imponer la Legitima Defensa vigente en el Art. 34 Inc. 6 del Código Penal y fue embargada por un millón de pesos, mientras que el delincuente que sobrevivió, solo le dieron una multa de $15000. La pregunta es , quien sufrió más sobre el hecho, el delincuente o la victima Cecilia Rivas. La respuesta esta más que clara.

Al hecho, la modelo habló para la Jornada Online y manifestó su preocupación en que las leyes cambien y que el código penal, realmente tenga un peso importante en estos casos, diciendo: “La ley tiene que cambiar, no puede ser que en Argentina, siempre el poder lo tenga el delincuente, en todos los ordenes de la vida pasa que la victima somos los culpables si actuamos al hecho. Yo recibo amenazas todo el tiempo, los familiares de los chorros no paran de llamarme, no puedo salir a ningún lado tranquila, sufro por mi vida. No quiero que me pase lo que le paso a Natacha Jaitt”.

Sobre los delincuentes, el más joven de 21 años, había estado anteriormente más de 5 veces en la cárcel y una de esas por asesinato, mientras que el mayor de 43 años, estuvo en 8 oportunidades y hoy en día se encuentra prófugo de la justicia.

La modelo que tiene mucha influencia a nivel local y mundial, Cecilia Rivas quiere que su caso se enclarezca y que la justicia no actué a modo de sentencia sobre las victimas y que lo haga con los delincuentes: “Quiero que cambie la ley, los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra siempre, son muchos casos en Argentina donde el delincuente nunca pierde, y nosotras/os siempre perdemos”. Sentenció.