El principal sospechoso es un australiano de unos 30 años. Hubo un segundo ataque a otro centro religioso. Confirmaron al menos 49 muertos.

Un hombre armado entró a una mezquita en la localidad neozelandesa de Christchurch, disparó contra los feligreses y transmitió toda la masacre a través de su cuenta de Facebook. ​Al mismo tiempo, hubo un segundo ataque en otro centro religioso de la zona. El comisionado de la policía, Mike Bush, confirmó que, entre ambos hechos, se registraron al menos 49 víctimas fatales y más de 40 heridos, entre ellos chicos.

En las imágenes del primer ataque, que rápidamente se viralizaron a través de las redes sociales, se puede ver cómo el hombre, identificado como Brenton Tarrant (un ciudadano australiano de 28 años), ingresa al edificio armado con un rifle semiautomático, dispara contra varias personas y las remata en el suelo.

Las dos mezquitas donde se perpetuaron los ataques

Las fuerzas de seguridad hasta el momento detuvieron a cuatro personas (tres hombres y una mujer con explosivos en sus vehículos). Uno de los detenidos fue luego puesto en libertad. Pidieron a la población mantenerse lejos de la zona y no salir de sus casas.