El binomio de SOEME son Julio César Simon y Arturo Rodriguez estan al frente del gremio, pero en los pasillos sigue sonando el nombre de Conrado Reiken.

La historia de Marcelo Balcedo, el ex titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación dejo mucho que hablar por desvió de fondos y lavado de dinero. Luego el interventor de la entidad, Conrado Reinke, allegado al ex ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca, no hizo las cosas bien y fue “destituido” por el actual Ministro de Producción nacional, Dante Sica.

Conrado Reyken, fue acusado y destituido por imponer el uso de tarjetas de coberturas sociales del SOEME. Cuando asumió el rol, Reinke criticó fuertemente el desmadejo que existía en el gremio. Por ese motivo, tomó la decisión de contribuir con la “transparencia” para cambiar el rumbo de la organización. Como aporte a la causa, el sucesor de Marcelo Balcedo tomó prestada una idea ya vieja y utilizó una empresa que era de su propiedad para firmar un convenio con SOEME.

En un acto de absoluta impunidad, Reinke creó la tarjeta de SOEME para garantizar la transparencia a través de Tarjetas de Afinidad S.A., una empresa que presidió hasta el año 2016 y que ahora maneja Natalia Wernicke con ayuda de Sebastián Fraquelli.

Si bien , esta historia se conoce desde principio de año, en los pasillos del gremio suena y si se indaga un poco, el nombre de Conrado Reyken sigue sonando. Por lo que se dice que el actual interventor que dispuso Dante Sica, Julio Cesar Simon y en su binomio Arturo Rodriguez, cuanta con la tercera linea que es la principal que gestiona actualmente a las sombras por el mismo Conrado, como así también en la utilización de su empresa Tarjetas Afinidad S.A donde se destinaron más de 4 millones de pesos a la entidad empresaria para el desarrollo de las tarjetas para los afiliados.

Todo fue una opereta por la investigación y el conocimiento de que Condado Reyken haya defraudado como funcionario público a la institución por el uso de su empresa para beneficio propio. La noticia llegó a la Casa Rosada y es así que el Ministro de Producción dispuso un nuevo interventor, pero todo fue una puesta en escena, dejando que corriera el tiempo, para que figuren otros nombres pero que sigue operando este personaje que había dispuesto el ex Ministro Triaca.

Además, el Superavit mentiroso que dijeron que el gremio contaba con más 130 millones de pesos como informaron algunos medios de comunicación, todo fue una mentira. El desvió de la información de su ex y actual interventor Conrado Reyke requiere de un saneamiento de la político que intuye en las esferas políticas y judiciales para investigar la temática.