La movilización fue convocada por la CGT, el Frente Sindical, las CTA y los movimientos sociales.

Miles de manifestantes se mostraron en contra del gobierno de Mauricio Macri. Las columnas de los sindicatos de trabajadores marcharon a paso firme hacia el Obelisco desde el Congreso, donde entregaron un proyecto de ley que contempla la declaración de la emergencia alimentaria y de las Pymes.

Manifestaron al congreso de la Nación, donde sesionaron los Diputados y luego a Plaza de Mayo. Otras facciones sociales se hicieron presente en el Ministerio de Desarrollo Social, donde hubo incidentes y la policía tiro gases lacrimógenos y balas de goma.