La apertura a las subastas por 60 millones de Dólares por día, el acuerdo de precios de 40 a 60 productos de la cadena alimenticia y el conocimiento de la inflación de marzo por el INDEC. Clave para el impulso electoral de Mauricio Macri.

Durante estos primeros cuatro meses, el Gobierno se hundió solo en cara a las próximas elecciones, – desde la suba del Dólar, caída de la industria, comercios, venta de autos, aumento de la inflación de casi el 15% en los primeros tres meses del año y un clima social agudo– se produjo una gran crisis que se profundizo previo a las elecciones de este 2019, descendiendo la imagen de Cambiemos a nivel nacional.

Ahora, con manotazos de ahogado y viendo que la candidatura del Presidente se cae a pedazos, recurren a medidas populares que contenga el precio de la canasta básica, la suba del dólar y que se alimente el consumo de los sectores populares, dándole margen a las economías para que dejen de caer mes a mes como viene sucediendo. Por esa razón, las medidas del Gobierno no son poner un CEPO al Dólar, pero si tener un limite de venta de la moneda norteamericana hasta llegar a los 60 millones de dólares a partir de hoy 15 de abril para entidades financieras.

Otras de las medidas, es el impulso de congelar precios por los próximos seis meses hasta las elecciones en más de 40 productos variados, lo que se prevé que alentaría el consumo. Según lo que dice la jerga social, es “Pan para hoy, hambre para mañana”, a modo de contener el caldeante clima social que se vive en las calles.

Con respecto a la industria, en los datos de este primer trimestre, se conoció que cayó a un nivel que no ocurría desde el 2002, donde produce el cierre de tres Pymes por día. Además, la venta de autos en este primer trimestre cayó más del 50% en comparación al primer trimestre del 2018, a un modo que tan solo en lo que va del 2019 se vendieron una cantidad cercana a 140 mil unidades, en comparación a 300 mil coches el año pasado.

En materia de crecimiento económico, este Gobierno le erró a todas, si no hay que fijarse bien que la caída del consumo es desalentador, en total desde el 2016 en Argentina cerraron más de 28 mil kioscos y 12 mil supermercados. En consecuencia ya que no sumamos el desempleo y la pobreza como en otras publicaciones, hoy Argentina se encuentra entre los peores países con una pobre proyección económica al finalizar el 2019.

Por último, al entrelazar el clima electoral se encuentra a la vista que en las elecciones provinciales hasta esta altura del año, Cambiemos perdió una considerable cantidad de votos respecto al 2017, en Neuquen saliendo terceros al igual que en Rio Negro y Chubut. Pero si prestamos atención, lo más notorio ocurrió este domingo cuando en Entre Rios donde perdió más de 30 municipios que en el 2017 había ganado Cambiemos y que esta vez fueron arrebatados por el Peronismo, lo mismo ocurrió en Cordoba donde en algunas elecciones municipales, perdió más de 28 municipios ante la oposición Peronista.