El bolsillo de la gente no da para más, la inflación aumenta y el consumo cae estrepitosamente.Se prevé que para junio otros miles de negocios cierren y se profundice aun más la crisis.

Con la inflación del 4,7% del mes de marzo que dio a conocer el INDEC, también se conoció que el consumo en la provincia de Buenos Aires cayó un 8,7%. Ante estos datos económicos, aún falta que haya aumentos del gas del 10% en mayo y en junio con el mismo porcentaje, sin contar que falta que el aumento de la nafta del 10% para equiparar la suba del dólar.

Hoy, Mauricio Macri habló sobre los datos económicos en un vídeo informal, pero los anuncios sobre las medidas económicas lo harán al mediodía el Ministro de Hacienda y Carolina Stanley, el anunció será un paquete de medidas para alentar el consumo que viene cayendo en lo que va del 2019 casi el 22%, lo que provoca cierre de comercios diariamente por ir a perdida totalmente.

La estabilización de la moneda norteamericana no es certera por parte del Gobierno y provoca especulación en todo sentido, desde el consumo hasta la reposición de productos en los Supermercados, dado al desaliento de las economías de menor rango.

Además, se prevé que en junio el consumo haya caído en toda el área comercial mediana que rodea a los supermercados, economías regionales, kioscos, almacenes, comercios de indumentarias y calzados, entre otros. La industria automotriz y las Pymes son las que más pierden en esta crisis, por que al caer la venta de autos un 50% durante el 2019 genera despidos y suspensiones que hasta ahora creció a un 20%, las Pymes cierran todos los días por las importaciones deliberadas y por la caída del consumo. En junio seguirá cayendo y en los primeros seis meses en la Argentina, el consumo a nivel general caerá un 40%.