Pese al “alivio” por parte del Gobierno de Mauricio Macri de los precios cuidados y de créditos de gran interes, la economía tendrá un impacto mucho mayor en los próximos meses.

Pese a las palabras de los Ministros Dujovne, Stanley y Sica, hoy Argentina se encuentra en la quiebra total, es por eso que se habló de medidas “populistas” . También se acercan varios fantasmas del pasado y entre esos están un nuevo plan Bonex y la posibilidad de lo que Bancos se queden con los depósitos de los contribuyentes se asoma cada día más por la poca circulación de pesos que en los circuitos macroeconómicos y microeconómicos.

Yendo para atrás, los Bancos anteriormente extranjeros por las LEBAC en el 2018 produjeron la especulación financiera con la arbitrariedad del BCRA junto a otros organismos financieros. En total se fugaron del País alrededor de 95 mil millones de dólares a lo que suma una deuda producida por este Gobierno por más de 185 mil millones, llegando al 87% del PBI de deuda total en lo privado y publico. En esta crisis muchos ganaron y esos fueron los Bancos Internacionales,al revés paso con los Bancos Públicos, la Nación y el Banco Central mostraron perdidas totales con las altas tasas de intereses en liquidez y a eso se le suma la herramienta financiera de las LELIQ, donde cada día se van en intereses más de 2 mil millones de pesos.

Para situarnos un poco al contenido financiero, hoy el Gobierno no tiene herramientas financieras para detener lo que ellos produjeron. La posibilidad sería extender nuevos prestamos para pagar deuda en los años que se vienen, la única salvación por ahora sería el Banco Mundial, pero con el Riesgo País a más de 850, también es una imposibilidad. Una medida que el ejecutivo actual está planeando es tomar medidas del pasado y acá es donde entra el plan Bonex en juego, la ultima vez que se utilizo fue en 1989 con Menem, donde el Gobierno no podía pagar todos los intereses de deuda y tampoco de los contribuyente que apostaron a los plazos fijos, entonces el Ministerio de economía de ese entonces propuso que dicho plan consistía en darles bonos a cambio del gran margen de dinero que tenían que cobrar en parte de la especulación financiera y las fugas de capitales que se vivieron esos años.

De arranque, el Gobierno hizo todo mal, sacando el CEPO, sacarle las retenciones a las mineras y a los grandes terratenientes del campo de la soja y el trigo. Eso trajo que en vez de que entre más dinero, Argentina recibiera menos cantidad de flujo de entradas por exportaciones, sumado a que los Bancos con la posibilidad de comprar Dolares, se lo puso a más de $14 pesos por cada dólar, era una cuestión de tiempo a que en Argentina se empezara a devaluar estrepitosamente el peso y fue en 2017 y principio del 2018 que el Dólar se encontraba a $20 pesos. Por la presión de cambio de los grandes exportadores por un tipo de cambio mayor, no entraban dolares en Argentina por que tampoco había inversiones y el instrumento financiero que esperaba el Gobierno era un flujo de capitales por las exportaciones. Cuestión que las presiones del campo sometieron a que el tipo de cambio se eleve por la demanda y sumado a las LEBAC, se produjo una gran fuga de capitales y una deuda corriente impagable.

La crisis del 2018, golpea muy fuerte en este 2019 y la caída del consumo por la inflación y la recesión produjo una gran caída en la industria, negocios y despidos laborales, por lo que la recesión contrajo fuertemente la economía, yendo a un camino estrepitoso al borde la quiebra. La única medida que podría tomar el equipo de Macri es un plan de canje en bonos o privatización de empresas pública donde se prenderían fuego por completo si es quieren ser reelectos. Tomando como ejemplo similar las privatizaciones del del 92′ y 93′.

A modo de ejemplo, si una familia no tiene entrada de dinero en su casa, pide prestado y si no puede pagar ese préstamo busca a alguien que pueda financiar su deuda, pero al que no haya nadie que le quiera prestar, recurre a la venta de sus muebles a lo que puede dar un aire de respiro por un determinado tiempo. A medida del tiempo si no logra que haya nueva entradas de dinero recurre a un default donde directamente pasa a la pobreza extrema. Eso le pasa a la Argentina hoy en día, donde otorgo dinero en fugas de capitales y nunca trajo inversiones necesarias por el gran problema económico interno que produjeron y las exportaciones quedo en manos de unos pocos y no recaudo lo que es necesario para el reparto de solventar el mercado interno de un país.

Será cuestión de una presión constante que se vivirán en estos meses, se prevé además de un clima de malestar social cada vez más profundo, una ida y vuelta de personajes políticos en el Gabinete de Mauricio Macri, tratando de salvar el gran problema de estructura económica externa e interna que ellos provocaron. Las elecciones quedan a la vuelta de le esquina y será de un gran plan donde el próximo Gobierno tendrá que sacar chapa de ser lo más nacional posible para poder hacer frente al gran desastre de estos 3 años y medio de Mauricio Macri como Presidente.