Con la medida de intervenir sin el uso de la banca cambiaria, al vender 250 millones de dólares por día, Argentina se quedaría sin fondos en octubre.

La gravedad del hecho, deja sin atenuantes a los funcionarios del ejecutivo del Gobierno, no solo la fuga de capitales es masiva, si no que se suma a que se venden discrecionalmente cantidad de millones de dolares lo que provoca que las reservas disminuyan considerablemente.

El Banco Central hoy, dispone más de 72.100 mil millones de Dólares y podría quemarse unos u$s14.000 millones de sus reservas brutas, estimando un 75% de esas reservas netas. Incluso, en un escenario adverso, donde las encuestas den a Cristina de Kirchner como posible vencedora, prevén que el BCRA podría quemar más de u$s18.000 millones.

La totalidad de las reservas netas para uso por alguna emergencia o eventualidad, no tendría reparo y la advertencia lleva a la “amenaza” de que vender u$s250 millones diarios puede no ser suficiente para frenar la huida del peso si las encuestas empiezan a indicar consistentemente una victoria de la expresidenta. El FMI y el Gobierno fundirían aun más al país como lo vienen haciendo, con tal de que el Peronismo no gane.