El Gobierno y la Justicia ordenaron mediante 150 gendarmes, allanar la institución sindical.

Todo comenzó alrededor de las 11 del mediodía, cuando efectivos policiales se acercaron a la sede sindical que maneja Hugo y Pablo Moyano. La raíz de las circunstancias se da por el motivo de que en el organismo del sindicato de Constitución, la justicia sospecha que hay vinculaciones con el barra brava del club Independiente, “Bebote Alvarez.

Es por ese motivo que el allanamiento, justifica la búsqueda de documentación y vinculaciones con mafias del fútbol como a su vez armas de fuego y dinero en efectivo sin declarar.