El Precandidato a Intendente por el MODE que lo núclea el Nuevo Movimiento Sur, habló con la Jornada y se refirió a las propuestas de las necesidades vecinales de la comuna, criticando duramente a Julio Garro.

En la coyuntura electoral, la ciudad de La Plata políticamente es uno de los terrenos más importante del país y aunque haya muchos partidos políticos, en vez de avanzar hacía adelante, distintas circunstancias se ven afectadas por decisiones políticas y la desunión por intereses que afectan a miles de vecinos platenses. Ante la temática de la postulación de distintos Precandidatos, Pablo Massola nos contó las propuestas necesarias para la inclusión de los barrios que fueron afectados por las políticas de Garro y Vidal.

La charla comenzó, cuando Pablo Massola cuestiono que Julio Garro nunca tuvo una política sería de inclusión social. “El Intendente no se preocupa por la situación que viven día a día lo más Humildes. Él solo se encarga de negociar con las inmobiliarias y las empresas para sus propios negociados, acá en la ciudad hay gente que no tiene para comer, jóvenes que no tienen trabajo y familias que no pueden pagar los costos altísimos de los servicios”.

En cuestión a la Salud, dijo: “La situación de abandono en salud, coloca a las personas de menores recursos a una asistencia en salud muy precaria y se encuentra muy por debajo de lo que era antes. La Gobernadora Vidal, no hizo nada en salud junto a su Ministro, lo vemos en el Hospital de niños y en la precariedad que están los demás hospitales públicos de la provincia . Tenemos que saber que hay derechos que no tienen que ser tratados por estos políticos como beneficios”.

Respecto a su candidatura, Pablo Massola se refirió a que” Nosotros venimos a proponer que la política sea el instrumento para garantizar el bienestar de todos las vecinas y vecinos de la ciudad, no puede ser que solo se muestre las partes lindas del centro y no como los pibes tienen hambre en muchos comedores de las periferias del casco urbano. Garro al igual que la Gobernadora hacen solo marketing por redes sociales y nada de caminar un barrio y hablar con un vecino”.

Por ultimo planteó : “Las cooperativas tiene que estar reguladas y no dejarse libremente sin tener una articulación política que comprenda que los compañeros que trabajan bajo pésimas condiciones, no superen los 7 o 8 mil pesos. Los precios aumentan y lo que no aumentan son los salarios”.

Hay negocios que cierran todos los días, otros super endeudados y en los ministerios o secretearías no tienen capacidad logística para trabajar. Hacía tiempo que no se veía nada tan mal como ahora, es por eso que La ciudad de La Plata necesita una política sería e inclusiva por los barrios periféricos y populares, para brindar el consumo y no el crecimiento de la pobreza”.