En las elecciones de este domingo, se tiñe en un contexto muy importante a nivel nacional, Mario Negri de Cambiemos busca un segundo lugar que desplace a Mestre.

La ruptura de Cambiemos en Córdoba en marzo pasado resolvió las elecciones provinciales del próximo domingo 12 de mayo, donde el gobernador Juan Schiaretti resultará cómodamente reelecto, con amplia mayoría legislativa. Las dos dudas que aparecen en el escenario son, si el peronismo de la mano de Martín Llaryora en la capital y si Mario Negri, candidato de Mauricio Macri queda segundo o tercero detrás de Ramón Mestre que se le plantó a la Casa Rosada y es candidato de la Unión Cívica Radical (UCR).

La trágica muerte de José de la Sota el pasado 15 de septiembre en un accidente vial cuando viajaba de Río Cuarto a Córdoba, dejó a Schiaretti como dueño absoluto del PJ de Córdoba. El gobernador cordobés transformó la vieja alianza delasotista Unión por Córdoba en Hacemos por Córdoba, incorporando al Partido Socialista de su vecino santafesino, el gobernador Antonio Bonfatti; y al GEN de Margarita Stolbizer.

También, bajo su paraguas absorvió al peronismo kirchnerista, que bajó su lista y mandó a votar al gobernador, es así que que también Martín Fresneda, legislador K y ex secretario de DDHH de la Nación durante el gobierno de Cristina Kirchner, llamó a votar por Schiaretti: “Voy a votar al peronismo. He pensado mucho después que no constituimos una opción por una definición estratégica de la conducción nacional. Sin duda, los que somos peronistas para mí tenemos que acompañar al peronismo”, le dijo al programa Otra vuelta de tuerca de Radio Universidad AM 580.

En la misma radio, Schiaretti también recibió el apoyo nacional de Aníbal Fernández, quién también había jugado fuerte en 2007 cuando el actual mandatario disputaba por primera vez la gobernación de Córdoba: “Yo sigo pensando que para un peronista no hay nada mejor que otro peronista y por eso deseo con el alma que gane el Gringo”, le dijo el dirigente bonaerense a Radio Universidad AM 580.