La Diputada por Unidad Ciudadana, es la segunda mujer en presidir la cámara baja de la provincia de Buenos Aires.

Luego del escándalo de Manuel Mosca por acoso sexual, por unanimidad el recinto le dio una licencia por 60 días al marido de la Senadora nacional Gladys González. Es así que una mujer lo sucederá y es la legisladora por la 6ta sección provincial, ella es oriunda de Pigue, una mujer no ocupaba dicho cargo desde 1976 hasta que el Golpe Cívico Militar tomo el poder a la fuerza.

Antes de las elecciones a modo de salvar los dos años de Manuel Mosca a cargo de la Cámara de Diputados, salpica al Gobierno de Vidal no solo por la denuncia de una militante del PRO por acoso sexual, si no que también otras denuncias catalogaría hechos sin precedentes de un altísimo nivel de corrupción en la presidencia de Diputados.

Entre ellos, denuncias por malversación de fondos ensuciarían la campaña de Maria Eugenia Vidal, es por eso y como se sabe en la política “andate antes de que esto explote”, es lo que paso con el mismísimo Mosca. Una tensión entre partidos políticos se sucedió, a que ahora el control legislativo de la cámara baja lo tenga el PJ, a su vez Unidad Ciudadana. Si bien en la provincia de Buenos Aires perdió, estos dos años se valió de poder y fue creciendo poco a poco en los recintos.

Marisol Merquel, una mujer de 39 años que viene por los pagos de Pigue, juro como Diputada en 2017 y ahora tendrá el control de los legisladores provinciales. A dos meses de cierre de listas, poco a poco se va definiendo que el poder del PRO y Cambiemos viene en caída libre por lo que que son pequeñas articulaciones que se van dando en esta coyuntura eleccionaria en el futuro que esta por venir. Contratiempos se aceleran y van marcando la cancha luego de diciembre del 2019.