Luego de que la Corte Suprema lo pospusiera para revisar el expediente, el Presidente del Tribunal aclaró que no será suspendido y por ahora es el 21 de mayo.

La posible postergación desató las críticas de buena parte del oficialismo durante la jornada del martes. Hubo una fuerte repercusión en los medios de comunicación y hasta aislados cacerolazos es distintos barrios de Capital Federal. Pero por una fuerte presión del Gobierno y actores judiciales, el Presidente del Tribunal Jorge Gorini decidió que se hará el juicio.

Luego de la repercusión, el propio Presidente Macri salió a criticar el hecho de la Corte Suprema, diciendo: “Tiene un condimento político muy grande”.

También el Ministro de Justicia, Germán Garavano manifestó: “Es un fallo muy inusual. Tiene un condimento político muy grande. Lo que preocupa es que esto impide la realización de un juicio oral. Que la Corte tome una decisión así, a una semana (del comienzo del juicio) es una decisión extraña por lo menos”.

“Es un fallo muy inusual. Tiene un condimento político muy grande. Lo que preocupa es que esto impide la realización de un juicio oral. Que la Corte tome una decisión así, a una semana (del comienzo del juicio) es una decisión extraña por lo menos”, dijo el ministro de Justicia, Germán Garavano