Ante la iniciativa de la Gobernadora Maria Eugenia Vidal, por el achique de empleados en el área de educación, peligran miles de empleos del sector publico antes de las elecciones.

El reclamo por el pase a planta permanente de las y los contratados de la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE), tuvo un salto esta semana, cuando ayer miércoles 22/05 realizaron una concentración en la sede del organismo en la calle 63 entre 3 y diagonal 73 de La Plata. Al lograr una reunión con el Director General Administrativo, no tuvieron una respuesta favorable y por el hecho exigen una inmediata solución, donde se concrete una mesa técnica con los Ministerios de Educación y de Economía para resolver la situación de fondo.

En toda la provincia de Buenos Aires son más de 4000 trabajadores precarizados que están contratados bajo la Ley de Emergencia Administrativa que implementó el gobierno de María Eugenia Vidal en 2016 y que finaliza este lunes 26/05.

La DPIE depende de la DGCyE (Dirección General de Cultura y Educación), y sus trabajadores están en pie de lucha reclamando la continuidad laboral de todas y todos los contratados; el no vaciamiento de la DPIE; en contra del ajuste en la educación pública, por un plan de obras de infraestructura escolar; la bonificación remunerativa y permanente para todas y todos; y la jerarquización de los inspectores, como puntos centrales de la reivindicación.

El plan de lucha y movilización se encamina en forma ascendente: mañana viernes 24/5 llevarán a cabo un guiso popular, lo que será la actividad principal de dos días de retención total de tareas que comenzó hoy. Por otro lado se sumarán a la movilización convocada por ATE Provincia para el lunes de la semana que viene a la casa de gobierno. El estado de alerta y movilización es permanente y escala día a día, hasta que tengan certeza, por parte de las autoridades, de su continuidad laboral, el pase a planta permanente y la actualización salarial.