Sergio Massa, el jefe del Frente Renovador y su patética figura política que cada día menos alcance electoral tiene, planea que en su boleta figure Maria Eugenia Vidal.

Como se dice en el barrio, el que mucho abarca poco aprieta y el que va por todo se queda sin el pan y sin la torta. La historia tiene memoria pero a veces perdona, en este caso cuando un candidato tranza con todos los partidos políticos, ya no hay tiempo de revancha en el futuro y la historia a veces te ejecuta. Eso le pasa al Pre – Candidato Sergio Massa, que en tiempos desesperados por no medir ni siquiera 10 puntos, es capaz de cerrar con cualquier facción política, por un energúmeno orgullo.

Una de las preguntas más resonantes de este fin de semana es, ¿Massa presidente-Vidal gobernadora?. A Cambiemos provincial le salió el tiro por la culata y desfavorece tanto a su partido como también Alternativa Federal, y ahora esperan que la Justicia anule el decreto del Presidente que prohíbe colectoras, para poder colar peso en votos, Massa quiere que en su lista estén pegados distintos candidatos a Gobernadores.

El precandidato de Alternativa Federal estuvo ayer en San Fernando con intendentes K y del Frente Renovador y convocan para el jueves en la sede de Matheu a la comisión de acción política del PJ bonaerense. La negociación se encuentra para que Sergio Massa cuelgue de su candidatura presidencial la boleta de Vidal Gobernadora. Encuestas en poder de los intendentes peronistas del conurbano bonaerense, midieron fórmulas por separado y arrojaron sorpresas el fin de semana, que el pasaje de Alberto Fernández-Cristina de Kirchner supera a Mauricio Macri por casi 10 puntos en la provincia de Buenos Aires donde, sin embargo de acuerdo a mediciones del peronismo bonaerense, un corte de boleta récord con Alternativa Federal, le permitiría a María Eugenia Vidal lograr la reelección ante Axel Kicillof.

En la provincia de Buenos Aires, comienzan a achicarse los márgenes de maniobra a los candidatos. La fórmula Kicillof-Verónica Magario recibió la bendición de la fórmula Alberto Fernández-Cristina de Kirchner para competir por la gobernación bonaerense. Ese aleteo peronista altera la frecuencia política de Sergio Massa, el jefe del Frente Renovador negocia a la vez con el Frente Patriótico de Alberto F. y Cristina su participación en la PASO presidencial, pero también mantiene activos los puentes con Horacio Rodríguez Larreta y traza nuevos escenarios en caso de que la Justicia electoral fulmine el decreto de Mauricio Macri que prohibió las colectoras: colgar a Vidal como candidata a gobernadora de su candidatura presidencial, sería una jugada que le daría aire y un pequeño margen de ganancia de votos.

Massa encabezará este jueves el congreso partidario del Frente Renovador, donde desde ese encuentro saldrá un mandato para que el ex intendente de Tigre negocie las políticas de alianzas, ya que estirarán la definición hasta el 12 de junio cuando sea el cierre de frentes electorales. Massa se debate entre ser candidato presidencial por Alternativa Federal o competir en la PASO presidencial con la fórmula Fernández Fernández. A su vez, la candidatura a gobernador por el kirchnerismo habría quedado descartada la semana anterior cuando dijo en todos los medios, que él era candidato a Presidente. Por otro lado, Larreta le envía emisarios para explorar la posibilidad de sumar a Vidal como candidata a gobernadora en una colectora del Frente Renovador y que él vería con buenos ojos. Eso, siempre y cuando se caiga el decreto de Macri que prohibió a los candidatos colgarse de más de una boleta.

Recordemos que en las elecciones del 2015, Vidal se convirtió en gobernadora de Buenos Aires gracias a un corte de boleta por 7 puntos. Los ticket de Scioli presidente y Massa presidente le aportaron la diferencia clave para ganar. Si la hegemonía de Cristina se mantiene en la provincia, de acuerdo a encuestas de los intendentes 40-29, la gobernadora necesitará un corte récord de al menos 10 puntos para lograr la reelección.

El potencial de Vidal sumado a la indefinción de Massa lo conservan en la inmovilidad política. Por otro lado, Insaurralde en principio había explorado una fórmula con Malena Galmarini de Massa, tal como reveló, pero para eso necesita definiciones del jefe del Frente Renovador que todavía no llegan y su vez su mujer carece de conocimiento provincial.

El jueves, el mismo día que Massa encabece el congreso del Frente Renovador en Parque Norte, debutará la comisión de acción política del PJ bonaerense a cargo de Fernando Gray. Allí comenzarán a definirse las listas seccionales y los distritos donde habrá candidatos de unidad. El debate no es menor. En especial si Daniel Scioli confirma que irá a la PASO a enfrentar a la fórmula Fernández-Fernández.

En tiempos desesperados cualquier cosa viene bien para Massa, que del hecho cada día que transcurre, el Frente Patriotico le saca candidatos y a su vez intensión de votos reales. En la provincia de Buenos Aires se está por definir en los próximos días y para ganarle a Vidal se necesita una fórmula certera para brindar a los bonaerenses una política sería que nunca tuvo. Lo que si es un hecho es que si Massa tiene en su lista la candidatura de Maria Eugenia Vidal, pero que le daría poder a Cambiemos y no sería creíble en sus discursos cuando dice que el enemigo es Mauricio Macri.