Aunque el ex ministro de economía rechaza ir a una interna y quiere al salteño en el Congreso.

Ante el estado de debilidad extrema en el que quedó Alternativa Federal, luego del gesto público de Sergio Massa a los Fernández y la fuga de varios gobernadores hacía ese sector, forzó al Gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey a retomar las conversaciones con Roberto Lavagna.

La negociación es compleja y desde Alternativa Federal reconocen que hay un desorden interno y carecen de estructura nacional, sobre todo desde que el cordobés Juan Schiaretti rechazó su lugar de armador del espacio y apagó el celular para irse de vacaciones, durante todo el fin de semana, los operadores salteños se encargaron de hablar con Marco Lavagna (el hijo de Roberto Lavagna), mientras el propio Urtubey mantiene su diálogo con el socialista Miguel Lifschitz, que forma parte del espacio del ex ministro.

El problema pasa es que la oferta del salteño sigue siendo que vayan a una interna, algo que Lavagna rechaza de lleno. El ex ministro está convencido de que Urtubey trabaja de cara a 2023 y cree que podrá convencerlo para que se baje de la carrera presidencial para llevarlo en un cargo legislativo. En concreto, propone que encabece la boleta de diputados o senadores por Salta. En Consenso 19 creen que Urtubey en primer lugar, tendrían la garantía de desplazar a Cambiemos al tercer puesto en su provincia. En rigor, la verdadera apuesta sería llevarlo como vice de Lavagna, aunque reconocen que el salteño no aceptará correrse al segundo puesto.

Según Urtubey, por los acercamientos a Mauricio Macri, niega la posibilidad de cerrar con Cambiemos y cree que la Casa Rosada no le jugará en contra durante las negociaciones con Lavagna. “Necesitan una tercera vía fuerte y que ambos sean candidatos para no se polarice y quedar a tiro de perder con el peronismo en primera vuelta”, dicen y esperan que el Gobierno vea con buenos ojos el crecimiento de su espacio.

De esta manera a esperar al cierre de los frentes que solo quedan 9 días. Una vez allí, empieza la batalla para el cierre de listas del 22 de junio. Por ahora todo viene muy reñido y la gran mayoría de las veces qie se da en los escenarios políticos, es cuando una fórmula ya se presume en principio y es fuerte y lo hace de manera oficial, es un frente que tiene una mayoría en cantidad de votos.