Además, La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el nivel de indigencia, aumentó 2% en mayo, y su costo se elevó a $ 12.806,78.

Con relación a abril, subió 2,9% y una familia tipo necesitó más de $30 mil para no ser pobre, en total subió un 61% en comparación al mismo mes del 2019. Según el INDEC, más del 50% de las familias no llegan a los 50 mil mensuales en conjunto.

La canasta básica total aumentó en los primeros cinco meses del año un 19%, mientras la alimentaria creció 18,5% desde diciembre último. El costo de la Canasta Total de mayo equivale a casi tres salarios mínimo vital y móvil, que en mayo era de 11.900 pesos y fue elevado a 12.500 a partir de junio, tras la última actualización que dispuso el gobierno.

La Canasta Básica Alimentaria está compuesta por el total de artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, mientras la Canasta Básica Total, incluye esos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.