Ante un escenario adverso y por temor a la reacción de los mercados, el gobierno explora un acuerdo parlamentario para sortear las Primarias y pasar directo a octubre.

Los números que viene recogiendo el gobierno en las encuestas que reliza muestran que la tiene complicada de cara a agosto. Una derrota del presidente Mauricio Macri y Miguel Pichetto cercana a los diez puntos contra la fórmula del Frente de Todos que encabezan Alberto Fernández y Cristina Kirchner podría ser letal para las aspiraciones del jefe de Estado.

Sucede que según especulan en el Laboratorio del PRO, un derrota podría impulsar una reacción negativa de los mercados que se traduciría en una corrida al dólar y una fuerte suba del riesgo país. Esto enterraría definitivamente la suerte de Mauricio Macri.

Así, con esta información en la mano, los funcionarios oficialistas ya empezaron a operar en los medios contra las PASO para sortear esa etapa y correr directo a octubre. La excusa, el gasto que representa esta instancia electoral.

El secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, consideró ayer que las elecciones Primarias, se convirtieron en “una gran encuesta nacional muy cara” porque “los partidos presentan una lista única y el objetivo de las PASO de dirimir las internas no se produce”.

Según Pérez las PASO suman un costo de unos 4 mil millones de pesos, tras conocerse que en la mayoría de los frentes electorales no presentarán más de una lista de candidatos a presidente ni a legisladores nacionales, por lo que no habrá internas dentro de esos espacios.

El primer punto que aclaró Pérez fue que “no hay forma de suspender las PASO con un decreto” presidencial, aunque planteó que para que no se realicen las primarias “se debería hacer un acuerdo con todos los partidos y hacer una ley que se apruebe en el Congreso”.

Al respecto, el funcionario recordó que “siempre desde el Gobierno se planteó que había que revisar este proceso” porque, “al presentar los partidos una lista única, el objetivo de las PASO de dirimir las internas no se produce y se pierde el sentido de esta elección”.

Con respecto a los costos del proceso electoral a nivel nacional de este año, Pérez afirmó que será de 10.600 millones de pesos, y que sólo las PASO cuestan más de 4 mil millones de pesos.

En el hipotético caso de que las primarias abiertas no se hicieran, se iría a las elecciones generales del 27 de octubre directamente, y “quedaría una oferta un poco más amplia de algunas fuerzas políticas”, opinó.

También ejemplificó el caso electoral en Chile, donde “tienen un sistema de primarias que no es obligatoria ni para el ciudadano ni para el partido cuando tiene lista única”.

Las elecciones PASO fueron creadas en 2009, tras la aprobación de la ley N° 26.571, conocida como ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral.

FUENTE: Portal de Noticias