La empresa EDELAP aseguro que en unas 48 horas se repondría la luz en gran parte de las zonas afectadas.

Bajo una incertidumbre total de vecinos de Villa Elisa, City Bell, Arturo Segui, entre otros barrios, los técnicos de EDELAP aun no encuentran solucionar el problema. Robos, perdidas de ganancias en los negocios de las zonas y la falta de agua en algunas viviendas, es la situación que más preocupa a las miles de familias que siguen sin luz.

Aunque el Gobierno provincial y municipal, se comprometieron con algunos barrios para gestionar grupos electrógenos, no alcanza para satisfacer el derecho de miles de personas a tener un servicio básico. Desde el sábado a la noche están con una problemática que hasta ahora parece insolucionable por parte de la empresa y los funcionarios públicos municipales y provinciales.

El intendente de La Plata, Julio Garro, ofreció ayer una conferencia de prensa para referirse al apagón. En ese marco, informó que “presentamos una nota y hasta por vía administrativa iniciamos un reclamo ante el Organismo de control De energía para que Edelap sea sancionada con la máxima multa y que se la pague a la gente que es la que hace más de 48 horas está sin luz”.

Ayer pasadas las 18, los cortes regresaron en lugares donde, aparentemente, el problema estaba solucionado pero no fue así. Esto provocó la furia de los vecinos que salieron con cacerolas a cortar a distintos puntos del camino Centenario al grito de: “Queremos luz”.