La canasta se disparó en términos interanuales. Además, hubo una importante suba de la canasta alimentaria. Los más de 30 mil pesos para no ser pobre es para una familia que es propietaria de un inmueble.

El último informe de la Dirección General de Estadística y Censos porteña reveló que la canasta total, que subió 2,54%, pasó a costar $30.914. La cifra significó $ 768 más que en mayo, para el mismo grupo familiar, integrado por una mujer y un varón de 35 años, ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda, con dos hijos varones de 9 y 6 años.

Una familia tipo porteña necesitó casi $ 31.000 para no caer en la pobreza durante junio, según informó el Gobierno de la Ciudad. Además, la línea que delimita la indigencia ascendió por encima de los $15.000 para el mismo grupo familiar.

A su vez, el costo de la canasta básica alimentaria subió 2,2% en junio respecto de mayo, unos $330 más. En los primeros cinco meses del año, la canasta básica se incrementó 25,3% mientras que la alimentaria creció 20,7%, en el mismo período.

Desde una perspectiva interanual, el precio de la canasta alimentaria saltó 57,4%, mientras la canasta total se encareció un 56,6%. El INDEC dará a conocer este miércoles la valoración de ambas canastas en su medición de alcance nacional.

Anuncios