El clan Macri sorprendió nuevamente y quieren pagar menos que antes y que encima el Estado se haga cargo de la deuda con el Estado.

El Presidente Macri realmente no deja de sorprender y esta vez es por el caso del Correo Argentino. Ahora, su familia propuso pagar su deuda de 296 millones de pesos con 18 años de retraso y que los intereses se paguen con plata que el “Estado supuestamente les debe a ellos”.

Si la condonación de más de 70.000 millones de pesos con la que Mauricio Macri intentó en 2016 beneficiar a su familia fue un escándalo, para describir que los Macri propongan ahora pagar aún menos de lo que ofrecieron en ese entonces y utilizar plata del Estado para hacerlo es difícil de catalogar. Pero es cierto.

En un escrito, los Macri dicen que presentaron una mejora en la propuesta de pago de su multimillonaria deuda con el Estado. Pretenden pagar los 296 millones de pesos que deben desde el 2002 en una única cuota y con fondos que dijeron que no tenían, salvarse así de los intereses que implicaría un plan de cuotas y pagar los intereses por estos 18 años con dinero que logren arrancarle al Estado en juicios que le iniciaron al propio Estado por la quita de la concesión del Correo. O esa, pagarle al Estado con plata del Estado que, hasta ahora, ningún juez dijo que les corresponde. Para colmo, esta estrategia de compensar deudas propias con supuestas deudas con ellos ya fue rechazada de plano por la Corte Suprema en 2009.

Si la condonación de más de 70.000 millones de pesos que intentó e intenta el presidente Macri parecía escandalosa, esto la superó y es una locura. Hoy pagarían 296 millones sin intereses, unos 6.700.000 dólares. Y que todo lo demás que de en el limbo y, en todo caso, que se pague con plata del Estado y liquidar todo antes de dejar el Gobierno.

Los Macri tienen una multimillonaria deuda con el Estado desde 2001. En 2016, el presidente Macri intentó condonarle a su familia más de 70.000 millones de pesos, eso no se dio por la intervención de la fiscala Gabriela Boquin. Macri, ante esto, hizo todo por demorar la causa. En 2018, los Macri empresa hicieron una propuesta casi calcada a la de 2016. El Gobierno de Macri se tomó un año para analizarla y luego pidió más tiempo. Ahora, la familia Macri propone pagar aún menos que en 2016 y que los intereses se paguen con plata que le reclaman al Estado.

“Motivada por la vocación de concluir con este prolongado proceso y satisfacer las pretensiones del Estado Nacional es que (…) la concursada (Correo Argentino) formula en este acto una nueva mejora de propuesta a la que denomina Mejora de Propuesta II dándola a llamar a partir del presente como Mejora de Propuesta III”, dice el escrito presentado por Jaime Cibilis Robirosa y Jaime Kleidermacher, ambos imputados por el vaciamiento de Correo Argentino.

Los 296 millones de pesos que le deben a los argentinos desde el 2002, lo harán “en un único pago en efectivo” a los 30 días de que se acepte esta propuesta vía transferencia bancaria, y agregan que lo harán “con los fondos propios y líquidos que pertenecen” a Correo Argentino. Cuando la fiscala Boquin frenó la condonación de la deuda a principios de febrero de 2017.

Los intereses sobre esos 296 millones, textualmente dice, “la misma tasa que eventualmente se le aplique a cualquier importe que el Estado Nacional deba abonar a la concursara por sentencia firme” en cualquiera de las causas que iniciaron los Macri contra el Estado y a todo eso se le deberá aplicar una quita del 20% y lo que ya hubieran pagado como si fuera con intereses. Por un lado, no se pueden compensar unas deudas con otras. Esto lo estableció la Corte Suprema en 2009.

Por otro lado,ninguno de esos juicios tiene vistas de resolverse pronto y menos aún con fallo a favor de los Macri, por lo que es una promesa sin ningún tipo de sustento. “La tasa de interés será la misma, tanto para el crédito de Correo Argentino SA como para el crédito del Estado Nacional”, insisten en el escrito, pero no hay ninguna razón para pensar que los juicios contra el Estado se resuelvan, a no ser que Macri sepa algo que no dice. Pero lo más notable es que quieren pagar esos intereses con lo que el Estado les pague a ellos, en caso de que ganen esos juicios. Lo ponen textual: “Dicho monto de deuda será pagado con las sumas de dinero que el Estado Nacional haya pagado”. Más adelante: “la capacidad de pago surgirá de los propios importes que el Estado Nacional deba pagar a la concursada”. Pretenden pagar los intereses con plata del Estado. Un combo perfecto. Para la familia Macri.

El escrito detalla incluso que, si los Macri le ganan un juicio al Estado, ese dinero irá a pagar la deuda que ellos tienen con el Estado. Y, si no alcanza, el resto esperarán a ganarle otro juicio. Eso si, renuncian a iniciar un nuevo juicio contra el Estado por la quita de la concesión del Correo. Vale recordar que en 2016 Macri maniobraba con la mano estatal para condonar la deuda mientras con su mano empresarial iniciaba al mismo tiempo una demanda contra el Estado.

Entre todo esto, el pasado 15 de julio, al filo del inicio de la feria judicial invernal, los Macri del lado empresario, presentaron un escrito para contestarle a los Macri del lado estatal del mostrador, aunque parezca de locos, el tema viene de esa manera. Diez días antes, el Gobierno mandó al procurador del tesoro Bernardo Saravia Frías a ganar tiempo con un pedido de prórroga para analizar una propuesta que los Macri habían hecho un año atrás y que ahora modificaron. Saravia Frías asumió con su título de abogado de los Macri y le sumó la patente de funcionario. Las juezas Maria Lilia Gomez Alonso y Matilde Ballerini, que digitan esta causa desde sus inicios allá por el principios de siglo, le dieron “por última vez y por un plazo de 15 (quince) días hábiles” una prórroga para que contesten y pasaron 18 años.

Anuncios