Los camaristas le dieron la razón a los reclamos de la oposición y ordenaron una serie de medidas para el proceso electoral del escrutinio.

Con las firmas de Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía, la Cámara Nacional Electoral pidió que el Gobierno garantice la transparencia del escrutinio provisorio, con la posibilidad de que los fiscales partidarios estén autorizados para presenciar el escaneo y transmisión de votos y un seguimiento en tiempo real de los mismos.

Los camaristas destacaron que la Justicia Electoral no tiene injerencia en el escrutinio provisorio pero le recomendaron al Ministerio del Interior y al Correo Oficial, que implementen distintas instancias de control y fiscalización por parte de los partidos en todo el proceso.

Para esto, sugirieron que el Ministerio del Interior arbitre “un mecanismo de acreditación previa de los fiscales partidarios autorizados a presenciar el escaneo y transmisión desde los establecimientos de votación” y que “en cada centro de transmisión se coloquen -en lugares visibles- afiches informativos que describan claramente cada uno de los pasos necesarios para el escaneo y la transmisión de los telegramas desde los establecimientos de votación”.

Según publicó Infobae, los camaristas sostuvieron que “se deberá garantizar a las agrupaciones políticas contendientes una herramienta o acceso que les permita efectuar un seguimiento en tiempo real de los telegramas correspondientes a cada distrito, conociendo el estado de carga de los mismos, los datos cargados al sistema – por medio de consultas automatizadas y masivas- y la posibilidad de visualización de la imagen escaneada de cada uno”.