El Intendente Julio Garro, además de jugar muy sucio en la ciudad de La Plata, se alió con ex concejales para poder apuntalar más votos para su reelección.

El punterismo juega en sus últimos días cartas pocas valiosas antes de las PASO.Juntos por el Cambio hace lo que sea para poder ganar nuevamente la intendencia en la ciudad. Es por eso que con nombres como Óscar Vaudagna ex concejal, Fabian Blanco, Hugo Marsico ex concejal de Julio Alak y Pacharotti de igual cargo, buscan tener los votos suficientes ya que en los últimos meses la imagen de Garro cayó formidablemente.

Ciertos nombres que acompañan a Julio Garro para remontar su imagen, no son bien visto para quienes saben de las internas políticas en la ciudad. Los curros, el punterismo y los sobres por debajo de la mesa quedaron en la mancha que hoy tiene la ciudad. La Plata luego de la intendencia de Pablo Bruera no se pudo recuperar de la oscuridad política que los Bruera dejaron, simplemente por que el Intendente tiene una suciedad difícil de remover por las personas que tiene a su lado y que bancan su candidatura a la reelección.

Según sondeos, dicen que Julio Garro hoy no llega al 30% de intensión de votos en la ciudad y que con nombres de carácter muy oscuro, como Vaudagna, Blanco, Marsico y Pacharotti que solían ser peronistas o pretender serlo en vez de sumar votos restan considerablemente y las internas entre los “bancadores” del Intendente se están desarticulando lentamente. Se ven claramente las lastimaduras que hoy tiene el municipio platense.

Las dudas resuenan en que luego de las PASO, Julio Garro podría perder dirigentes del seno propio del ala cambista e irse con otros candidatos en una clara muestra del malestar que se vive dentro de Cambiemos o ahora llamado Juntos por el Cambio. Es cuestión de esperar, como viene sucediendo durante este año, el Intendente fue perdiendo aliados e intensión de votos y en octubre podría perder el municipio de la provincia de Buenos Aires, ya que Vidal tampoco

Anuncios