La renuncia de Marcos Peña como Jefe de Gabinete para que lo reemplace Miguel Angel Pichetto, no es solo un rumor. También se daría la salida de Nicolas Dujovne, aunque nadie quiere agarrar ese cargo.

Macri quiere echar a Dujovne y él también se quiere ir, pero el problema es que nadie quiere reemplazarlo. Siendo un fierro caliente, ni el Ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza; ni el economista Carlos Melconián aceptaron la propuesta de Mauricio Macri. A su vez, Miguel Angel Pichetto cuando oficialice la salida de Marcos Peña, podría reemplazarlo.

Las medidas que anunció Macri para emparchar la crisis que él y su Gobierno provocaron, tiene un parche contenedor a corto plazo pero que implica un gasto y es por eso que los rumores de salida comenzaron a surgir. La cuestión es que Dujovne no sería parte de la decisión del Presidente por sus intensiones con el FMI.

Aunque en el gobierno aseguran que el plan de contingencia no modifica las metas fiscales, en el FMI dan por descontado que la Argentina volvió a romper, unilateralmente, los términos del acuerdo. Dujovne, como nexo comunicante entre Washington y Buenos Aires,con lealtad dividida, no puede ser partícipe de esa maniobra. El Presidente, por su parte, lo considera en parte responsable del fracaso económico, político y electoral.

La danza de los nombres a reemplazarlo, comienza desde Frigerio, pero el ministro de Interior no quiere agarrar “ni loco”, tal como dejó saber a través de allegados. Él preferiría reemplazar a Marcos Peña, dado a que el Jefe de Gabinete perdió el apoyo de todos. Si llegara a irse, su lugar pensaba dárselo a Miguel Ángel Pichetto, pero aun cierta duda surgen por que el peronista rionegrino no ayudo a levantar la imagen de Cambiemos. Aunque no dudan de la cintura y la muñeca de Pichetto en la jefatura de gabinete.

Por otra porte, Nicolas Dujovne no tiene un reemplazante, ya que nadie quiere agarrar un fierro tan caliente como el manejo de la economía argentina. El primer que sonó fue el de Domingo Cavallo por parte de Mauricio Macri, que de primera instancia tuvo un NO rotundo, el otro nombre fue el de Melconian que inmediatamente desistió.

Este viernes será un nuevo día de cambios y esta vez llegando a la noche será de los principales ministros del gobierno. Ayer, Duran Barba se fue del país, por lo que el Presidente no tiene un asesor en comunicación de campañas. En tiempos de crisis, los manotazos de ahogado sobrevuelan en Olivos y en Casa Rosada. Mauricio Macri espera de un salvataje por parte del peronismo para que no se hunda aun más el país y él pudiera llegar a diciembre.