Esto ocurre pese a la eliminación del Impuesto y la inflación será fuerte en agosto y septiembre.

Los alimentos sufrirán un incremento del 16%, sin tener en cuenta las remarcaciones que se realizarán durante el transcurso de esta semana, informó el diario BAE Negocios.

Esto ocurre pese a la eliminación del Impuesto al Valor Agregado para ciertos componentes de la canasta básica, que según integrantes de los hipermercados, lograría solo que los aumentos post devaluatorios pasaran del 23% al 16% y solo para un sector limitado ya que los comercios de cercanía no estarían en condiciones de frenar los traslados.

La medida permite recortar un poco los aumentos, que iban a ser del 22% promedio y ahora podrán ser del 16%. Por ejemplo, la harina que subió un 30%, estimo que bajaría un 10% nada más”, destacaron desde Maxiconsumo.

“El Gobierno está fundiendo a los comercios. Un minorista paga dos veces Ingresos Brutos, es algo antisocial. Los pobres pagan más que los ricos. Debería haber cinco proveedores por góndola y mucha competencia y así van a bajar los precios”, cerró.