El mandatario argentino día a día se encuentra cada vez más solo; los mercados, los medios de comunicación, los empresarios, las provincias y hasta los candidatos y dirigentes de su propio gobierno le están soltando la mano.

Luego de las pos PASO, el país sufrió un estallido en los mercados, un claro ejemplo de que ya no confían más en el gobierno de Mauricio Macri. El primer mandatario y candidato de Juntos por el Cambio, trato de imponer que la suba estrepitosa del dólar fue por que ganó Alberto Fernández, hasta que después le tuvo que pedir ayudar a su contrincante para apaciguar las aguas. La peor semana para Macri como Presidente fue esa, sigue y seguirá, acompañado por las malas críticas de los medios hegemonicos de comunicación y la prensa internacional. También le soltaron la mano los empresarios y los dirigentes de su propio núcleo político.

El anuncio de las medidas económicas anunciadas no sirven para contener la caída del consumo y desfinancia aun más el circuito virtuoso de la economía interna. En 10 días el dólar se encuentra al borde de los $58 pesos y las tasas de interés en un 75%. Además, para palear la crisis provocada por él y su gobierno, implementa la quita del IVA y el congelamiento de las naftas por 90 días. No pensó que eso traería una cola de criticas y una junta total de casi todos los gobernadores del país.

La quita del IVA produce que las provincias no tengan una entrada de dinero mensual. El fondo coparticipativo produce que cada gobernador tenga en su poder miles de millones de pesos que son destinados a financiar sueldos, obras públicas, educación y salud entre otros. Además, si sumamos a las provincias petroleras, trae otros problemas, por que al congelar la nafta en un precio por debajo del dólar, las empresas que invierten en el crudo de petroleo se van en provincias como Rio Negro, Neuquen, La Pampa y Santa cruz. No pudiendo contener la inversión petrolera, cientos de empleados pueden perder sus trabajos. Una cola de problemas sin fin por decisiones sin pensar del propio gobierno nacional.

Hasta ahora quienes le soltaron la mano al presidente, son los medios de comunicación como el Grupo Clarin, La nación y periodistas oficialistas como Majul, Lanata, entre otros. Los empresarios, los gobernadores y hasta sus propios candidatos se van despegando de la imagen de Mauricio Macri, por un lado la gobernadora Maria Eugenia Vidal decidió, que al perder contundentemente ante Kicillof en las PASO, comienza a realizar una campaña hasta el 27 de octubre despegandose del principal candidato nacional, al igual que los 68 intendentes oficialistas que están a punto de perder los municipios contra el Frente de Todos.

Por último, no los olvidemos de que Cambiemos es una coalición de gobierno, el PRO partido de empresarios se unió con el radicalismo, pero cada día que pasa los radicales le van soltando la mano ya que en 4 años nunca tuvieron voz en las decisiones políticas a nivel nacional. Es por eso que la UCR quedo pintada en toda decisión y una vez que pase octubre Cambiemos u hoy Juntos por el Cambio, dejaría de existir, donde la derecha deja una mancha en la historia política, económica y social de la Argentina.