El candidato a gobernador advirtió sobre la crítica situación económica y financiera que dejará la gobernación de Cambiemos. Se habla de más del 80% del PBI provincial endeudado para el 2020.

A semanas de las elecciones generales, el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof, denunció que “no se sabe cuál es el estado de las cuentas” en la provincia de Buenos Aires que gobierna María Eugenia Vidal y advirtió sobre el estado financiero y económico en que quedará Buenos. “Deja una provincia quebrada”, aseguró.

Además, el ex ministro de Economía expresó en C5N que “Tenemos datos que dicen que para cerrar el año faltan, con lo financiero, 80 mil millones de pesos. Los números preliminares están siempre muy malos y en rojo y es algo que debería contestarlo el Gobierno actual porque todavía está gobernando la gobernadora”, aseveró y reclamó que “Macri debería ocuparse de que la Provincia termine con las cuentas estabilizadas”.

“la deuda de la Provincia en 2015 era de 9.000 millones de dólares. Hoy hay una deuda que ha pasado los 12.000 millones de dólares pero un dólar de 60 pesos”, sentenció.