El mandatario boliviano superó el 40 por ciento de los votos pero no consiguió la diferencia de 10 puntos con su segundo para evitar el balotaje.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, lograba esta noche un triunfo en las elecciones de ese país, pero no conseguía evitar la segunda vuelta frente a su principal competidor, el ex presidente Carlos Mesa. Con más de un 85% de las mesas escrutadas, el líder del Movimiento al Socialismo obtenía un 45,28% de los votos frente a un 38,16 del postulante de Comunidad Ciudadana.

Según la constitución boliviana, para evitar el balotaje el candidato ganador debe obtener más del 50 por ciento de los votos, o bien superar el 40 y una diferencia de 10 puntos o más con su segundo. En esta oportunidad, el actual mandatario boliviano fue le más votado y superó el 40% pero la diferencia con Mesa fue de 7,12%.

Existe entre Morales y Mesa una diferencia del 7,12 puntos porcentuales. No obstante, tal y como ha revelado la presidenta del TSE, María Eugenia Choque, lo que falta por escrutarse proviene de áreas rurales, donde Morales espera hacerse con más apoyos lo que elevaría aun más el porcentaje pero llegaría a una diferencia del 10% que necesita para ser elegido nuevamente presidente.

La fecha de la nueva votación será definida por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), quien emitirá la convocatoria aplicable solo a candidaturas de presidente y vicepresidente, dentro del plazo de 60 días de realizada la primera votación.

Según informaron las autoridades locales, en Argentina se produjo una gran afluencia de ciudadanos bolivianos a las urnas para definir las nuevas autoridades de su país. El dato no es menor ya que los habilitados para votar son más de 160 mil, apenas un poco menos de la mitad de los 341 mil los bolivianos que pueden votar en todo el mundo.

Entre otras cuestiones, Morales hizo especial hincapié durante la campaña electoral en la posibilidad de que el triunfo de Mesa implique para su país la puesta en práctica de las mismas políticas económicas neoliberales llevadas adelante por Mauricio Macri en Argentina.

Anuncios