La caída del jueves previo a las elecciones llegó a casi 900 millones de dólares, donde se desplomaron aun más las reservas y se teme una fuerte devaluación para la semana que viene.

En el contexto de otra jornada negra para los mercados, las reservas del Banco Central (BCRA) se desplomaron casi U$S 900 millones en un solo día. El grueso de la caída se debió a las intervenciones de la autoridad monetaria para frenar la suba del dólar, aunque no tuvo éxito.

De acuerdo al Resumen de Variables Financieras publicado por el ente rector dirigido por Guido Sandleris, los activos descendieron U$S 883 millones. El monto del BCRA se ubicó en U$S 45.258 millones, contra los US$ 46.141 millones del miércoles. Desde el 9 de agosto, el último día hábil previo a las PASO, las reservas del Central bajaron por más de U$S 20.000 millones.

A través de cuatro subastas de divisas, el Central colocó U$S 346 millones, que se sumaron a otros U$S 350 millones que habría vendido directamente en el mercado. El monto total que usó el Central fue de U$S 696 millones y aún así no pudo contener el incremento del tipo de cambio. Además, sacaron de los depósitos más de 100 millones de dólares.

En la previa a las elecciones, hay temor por un eventual salto mayor del tipo de cambio y por ende, una mayor utilización de los activos de libre disponibilidad. Actualmente, el monto que el BCRA puede utilizar ronda los U$S 10.000 milllones.

Anuncios