Mediante una ordenanza a través de una iniciativa del Concejal Facundo Montecino Odarda, sus pares apoyaron y decretaron por unanimidad el uso del Cannabis medicinal.

En la última sesión del Concejo Deliberante de Viedma, se aprobó por unanimidad el proyecto de ordenanza de autoría del concejal y Legislador electo, Facundo Montecino Odarda (Fte de Todos), en la cual acompañaron otros concejales de distintas fuerzas donde “se autoriza el auto cultivo de cannabis con fines medicinales y/o terapéuticos para aquellos pacientes que posean orden médica”.

De esta manera, Viedma se suma a la iniciativa que da voz en distintas ciudades del país para el uso, autocultivo y la no criminalización del Cannabis, catalogada como una droga social en el mismo nivel que otros estupefacientes, pero que en si sirve para tratamientos médicos que mejoran la vida de personas que tienen distintas enfermedades.

Así Viedma se incorpora al Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, creado por la Ley Nacional 27.350. También, se autoriza a la Municipalidad a firmar convenios con el INTA Y/o CONICET para la investigación de la planta de Cannabis y sus derivados.

También lo hicieron otras ciudades como Lomas de Zamora,San Antonio Oeste y Berazategui. A tres años de que se aprobara la ley que autoriza el uso medicinal del Cannabis, ya son dos los municipios bonaerenses que aprobaron la ordenanza que reconoce la utilización de esa planta para fines medicinales. A eso se suma, dos municipios de Río Negro que además autorizó el autocultivo.

Dentro de la ordenanza aprobada, también se establece crear un registro público de cultivadores solidarios, que brinden a las familias que necesiten administrar cannabis a sus hijos la materia prima para elaborar aceites y tinturas.

El autor de la iniciativa en Viedma, Facundo Montecino Odarda, sostuvo que “hay un derecho humano fundamental que es el derecho a la salud, el cual está siendo negado a miles de ciudadanos por leyes antiguas, como la ley de drogas que criminaliza al usuario y que no ha solucionado ninguno de los problemas estructurales en cuanto a la lucha contra el narcotráfico, o la nueva Ley de Cannabis Medicinal que no solo es restrictiva (ya que contempla a pacientes solamente con epilepsia refractaria) sino que está totalmente inoperativa”.

Como concejales tenemos la potestad y obligación de legislar en defensa de nuestros vecinos, hay fallos judiciales ejemplares que despenalizan y permiten el autocultivo con fines medicinales, lo que nos indica que es posible avanzar en este sentido como ya lo están haciendo diversos municipios en todo el país”, sostuvo el concejal viedmense.