El ministro de Salud adelantó lo que será una de sus primeras medidas.

Ginés González García, adelantó esta noche que se restituirá el protocolo de aborto no punible que el presidente saliente Mauricio Macri derogó por decreto antes de culminar su gobierno. “Estuve hasta recién viendo la versión casi definitiva, y mañana (por el jueves) hay novedades”, reveló González García.

De esta manera restablecerá la medida que Macri derogó por decreto a los pocos días de haber sido publicada, argumentando que había sido una decisión inconsulta del ex secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

“Es un atributo de un ministro, no tiene que haber ningún decreto”, declaró el ministro al canal Todo Noticias (TN). Asimismo, el funcionario agregó: “Fue un mamarracho político que no tuvo ningún sentido, ha sido casi intimidatorio sobre los trabajadores de la salud lo que pasó con el anterior protocolo, les dio miedo, inseguridad, si el presidente se metió en cosas de este tipo. Esto es un apoyo, que sientan que el Poder Ejecutivo va a cumplir y tratar de hacer cumplir”.

“Más que una obligación, es una guía para los trabajadores de la salud. Lo que pasó, es que un hecho legal como la Interrupción Legal del Embarazo, absolutamente puesta en el Código Penal, con jurisprudencia de la Corte, tiene que ser actualizado a medida que se cambió el Código Civil y Comercial, y a su vez a medida que la innovación produce que haya nuevos medicamentos que actúan de una manera mucho más eficaz, todo eso lo incluye el protocolo”, indicó.

El titular de la cartera de Salud precisó que la Ley Nacional de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) regirá en “todas las provincias, si quieren adoptar o no el protocolo será una cuestión de cada gobierno”. En ese sentido, adelantó que la semana que viene se reunirá con los ministros de todas las provincias “para conversar de este tema y buscar que no sea un elemento de confrontación, sino la adecuación a una norma que tiene que ver con cumplir las leyes en Argentina. En el fondo, el que no quiere protocolo, no quiere que se cumpla la ley”, añadió.

Sobre la posibilidad de que el Gobierno de Alberto Fernández impulse nuevamente el debate sobre la despenalización y legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, el flamante ministro afirmó que hará “todo lo posible para que sea pronto, tratando de no herir a nadie y de conversar para apaciguar los ánimos”.