Tras cerca de doce horas de debate, la Cámara Alta convirtió en ley el megaproyecto de emergencias enviado por el gobierno de Alberto Fernández al Congreso. Fueron 41 votos a favor, 23 negativos y una abstención.

Este sábado por la madrugada, el Senado Nacional, en una sesión encabezada por la vicepresidenta, Cristina, se aprobó Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva con 41 votos a favor, 23 en contra y 1 abstención. Ahora resta la publicación en el Boletín Oficial para que quede promulgada la misiva.

El proyecto fue aprobado el viernes a la mañana por la Cámara de Diputados tras un debate de más de 20 horas y el mismo día comenzó a ser tratado por el Senado Nacional pasadas las siete de la tarde. Cerca de las 4 de la mañana, se convirtió en ley luego de otra discusión extensa y visto bueno de la Cámara Alta.

Dato no menor, algunos aliados del oficialismo acompañaron en esta votación y el interbloque opositor Juntos por el Cambio rechazó la iniciativa en general y votó a favor de algunos capítulos en particular.

Durante el debate, el Frente de Todos justificó la declaración de “emergencia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, energética, tarifaria y social” con críticas a los resultados de la gestión de Mauricio Macri, mientras que Juntos por el Cambio apuntó contra la delegación de facultades, la suspensión de la ley de movilidad y las retenciones.

El proyecto de Solidaridad Social y Reactivación Productiva contempla la declaración de emergencia pública hasta el 31 de diciembre de 2020 para aplicar medida ante la crisis económica y social y sentar las bases para promover el desarrollo productivo.

Los principales ejes son la creación de un impuesto a la compra de dólares para turismo o atesoramiento, aumento de alícuotas del impuesto a los bienes personales, moratoria para las pymes, congelamiento revisión de tarifas, suba den los derechos de exportación de granos y oleaginosas (retenciones), y la suspensión de la movilidad jubilatoria (no se aplica en el caos de las víctimas de la Ley Brisa, judiciales, docentes, ex funcionarios nacionales y científicos).