El sector de la indumentaria fue uno de los más golpeados durante la gestión de Mauricio Macri. A tan solo dos meses de gobierno del Frente de Todos, la industria de calzados empieza a tener un incremento de fabricación y ventas.

Aunque la economía todavía se encuentra en fase recesiva, hay sectores productivos que empiezan a registrar leves mejorías. Este es el caso de la indumentaria, que celebró las medidas de primera instancia que diseñó el Gobierno de Alberto Fernández.

Según la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), la estabilización del dólar y los congelamientos de tarifas “trajeron calma a una economía muy golpeada por los sobresaltos cambiarios desde abril de 2018”.

La CIAI consideró que la mejora en las expectativas del consumidor, en parte, “está asociada a la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores del sector público y privado, gracias a los aumentos salariales por decreto a cuenta de futuras paritarias”.

Asimismo, la entidad señaló que si bien la producción textil creció 9,2% interanual en diciembre de 2019 -datos del INDEC-, por primera vez en dos años todos los sub-rubros de esa actividad mostraron incrementos en su nivel de actividad.