En los últimos días Argentina ha sufrido un incremento notorio en todos los productos de primera necesidad. Esto se debe a la pandemia que ha causado el Corona Virus ( Covid-19 ) y el aprovechamiento de la situación.

Uno de los rubros más cuestionados ha sido el de la fruta y verdura. La gran mayoría de los medios de comunicación habla sobre ¿ Cuánto vale el tomate? ¿Qué precio tiene la banana? , entre otros productos. Sin embargo no alcanza con realizar un móvil desde el mercado central y verificarlo con una lista de precios impuesta en este caso como ejemplo por la Municipalidad de La Plata.

La realidad indica que para determinar el precio de un producto hay varios factores que pueden llevar a la variación del precio. En primer lugar hay que saber ¿Por cuántas personas pasa un producto X antes de llegar al comerciante y luego al consumidor final?

En segundo plano, el lugar de origen. Como pueden obversar en la imágen superior, no es lo mismo la banana de Ecuador o salteña. Se esta comparando un producto nacional con uno importado, e incluso se podría sumar a la lista la banana proveninete de Bolivia.

En tercera ubicación hay que hablar de las diferentes variedades y/o tamaño. Para eso vamos a tomar como referencia el precio fijado de los maples de huevos ( $130 /$140 ) . No obstante, no es lo mismo un maple de huevos cuyo tamaño es número 1 o 2. Por lo cuál puede ir de $140 a $200.

En cuarto lugar hay que saber ¿ Cuánto es el peso neto de la mercadería? La mayoría de las cajas/ cajones suelen marcar que pesan 20 kilos y a partir de ahí sacan su precio por kilo. Pero en realidad no pesan más de 18.

Todos estos factores influyen a la decisión que toma un comerciante antes de fijar el precio. Como si fuera poco; aún no se ha mencionado el tema del stock (afecta al cambio de precio incluso 2 o 3 veces durante el día) y los gastos mensuales como ser ( luz , alquiler del local, sueldos, fletes, etc).

 ¿ Se puede fijar un precio máximo?

La respuesta es sí, pero se requiere de cierta logística y apoyo del estado. ¿Es sencillo llevar a cabo esta tarea? Podría serlo pero no lo es. Esto se debe a que el estado sea nacional, provincial o municipal establece un precio máximo de la mercadería en la zona de producción y mercados  pero no se hace cargo de :

  • Insumos como ser fertilizantes y plantines.
  • Crédito blando ( por ej  bajas tasas de interés en los préstamos), en este caso los bancos tampoco.
  • Tormentas ( por ej : llega una lluvia fuerte y se pierde la cosecha ¿ Quién se hace cargo?)
  • Sobrantes ( mercadería que sobra en el campo y en el mercado).

¿ Existe alguna solución para la baja de precios ?

Claro que sí. Nuestro sistema se rige por por la oferta / demanda. Por ende la solución es dejar de comprar ciertos productos que no son de primera necesidad.

Esto lo podemos ejemplicar con la cosecha de la naranja, la cuál en esta época tiene un aumento en la zona producción porque escasea y no por la pandemia. Por eso el cajón paso de costar un promedio de $200 a $900 .

Esta es la situación que intento explicar el puestero de “ NEO FRUT “ del Mercado La Plata.

( Video : Telefe Noticias ).

El precio que se frecuenta hoy en día, va durar durante un mes más hasta que se produzca la cosecha de invierno.

En conclusión, aunque lo “clausuren” el precio no va a bajar. La única solución es que baje el consumo.