El Ministro de Economía, Martín Guzman, pidió el apoyo de toda la sociedad para poder llegar a un acuerdo con los acreedores.

Martín Guzman, acompañado por el presidente, Alberto Fernández y la vicepresidente, Cristina Fernández y los gobernadores, el ministro de Economía, presentó el plan de oferta para reestructurar la deuda externa. Argentina propondrá una quita de intereses del 62%.

En Olivos, el jefe de cartera informó que el viernes será la presentación oficial de la oferta a los bonistas tenedores de títulos bajo legislación extranjera. El país estipula un periodo de gracia por tres años, una quita de capital del 5,4% y una quita de intereses del 62%. De esta manera, el Estado no debería hacer ninguna erogación hasta recién 2023.

Además, la oferta establece fijar un cupón promedio a una tasa del 0,5% y esa tasa “iría creciendo pero en niveles sostenibles”. Por ende, el interés promedio que pagaría Argentina seria del 2,32%.

“No ha habido entendimiento con los bonistas sobre la sostenibilidad de la deuda. Proponemos cambiar la estructura de bonos por otra”, resaltó Guzmán en el inicio de la conferencia.

Los acreedores tendrán a partir de mañana 20 días para responder ante el requerimiento argentino. En ese sentido, el ministro recalcó que en ese periodo “va a haber gente jugando muy fuerte y esas serán las voces de los bonistas, que quieren que Argentina pague más de lo que puede pagar”.

“La sociedad debe comprometerse a estar unida sobre nuestra oferta. Estamos ante un momento que es fundacional para poder recuperarnos y trabajaremos para llegar a un entendimiento exitoso”, añadió Guzmán.

Por su parte, el Presidente remarcó que el Gobierno recibió un “default virtual”, pero subrayó que aún con la “coyuntura del coronavirus”, el equipo económico trabajó con absoluta responsabilidad.