Tomamos en relevancia 5 países como ejemplo hasta el momento, por la cantidad de personas jubiladas fallecidas por el virus y que cantidad de dinero que dejarán de pagar los sistemas previsionales.

A modo de ejemplo tomaremos los países que más cantidad de fallecidos hasta el momento hay por la propagación de Covid-19. Entre los Estados unidos que llegaron a casi los 40 mil muertos, Italia con 23 mil italianos en deceso, España con 21 mil, el Reino Unido con 15 mil y Francia con 20 mil que perdieron la vida, en el mundo sumamos un total 160 mil de personas que perdieron la vida, entonces si tomamos el promedio de edad de ellas son de aproximadamente de 75 años según fuentes oficiales por la OMS y tendremos en cuenta la jubilación promedio de cada estado, hacemos un calculo de la cantidad de dinero que los países dejaran de pagar en jubilaciones.

En el mundo los países que más cantidad de ancianos concentra es Japon, Italia y España, mientras que luego le sigue el Reino Unido, Francia, Grecia, Alemania, entre otros.

Estados unidos hasta el momento registra alrededor de 40 mil muertos por Coronavirus y el promedio de los fallecidos rondan entre los 74 a 85 años, aunque hay casos por minorizados que tienen una edad menor. Si tomamos la jubilación promedio en ese país varia entre los $1200 dólares a los $1500 por mes, entonces podemos hacer una suma donde las entidades previsionales que dejarán de pagar será entre los 48 y 60 millones de dólares en pensiones/jubilaciones al mes. Si bien estos datos varían según el sistema de cada país, por si las pensiones pasan al viudo a la viuda en caso de que aun estén casados. Si calculamos en un año la cantidad de dinero será entre los 576 y 720 millones de dólares

Según el Gobierno de los Estados Unidos, sostienen que el país debido al virus tendrá alrededor de 250 mil personas fallecidas, entonces si globalmente ponemos el foco de las jubilaciones que dejará de pagarse en dicho país, tenemos una suma de dinero alrededor de 300 a 375 millones de dólares al mes y al año $3.600 y $4.500 millones. Tomemos en cuenta que son siempre datos estimativos.

En Italia que es uno de los países que más rápido sufrió la muerte repentina por contagios del Coronavirus, en promedio los fallecidos tenían una edad que va entre los 75 a 88 años. Si tomamos el dato de que las jubilaciones en ese país rondan los $1.100 Euros y la cantidad de muertos hasta el momento es de 23 mil personas, al mes el Gobierno italiano dejará de pagar una cantidad de $25.300.000 millones de Euros. Si lo tomamos en forma anual serían $303.600.000 de Euros.

En España hasta el momento tiene una cantidad de fallecidos que ronda los 21 mil con un promedio de 72 y 80 años, aunque según fuentes oficiales no fueron bien contabilizadas y hay más que están sin vida. La jubilación promedio en dicho país es de $1.400 Euros al mes, entonces si tenemos en cuenta los muertos sobre la jubilaciones que dejará de abonar mensualmente el Gobierno español sería $29.400.000 millones de Euros y al año $352.000.000.

En el Reino Unido la cantidad de muertos asciende a los 16 mil y si tomamos en cuenta que rondan entre una edad promedio de 75 a 90 años según fuentes oficiales, al comparar que una jubilación promedio en dicho lugar varia en los $600 Euros, hacemos una suma mensual que dejará de pagarse en los pensionados alrededor de 10 millones de Euros hasta el momento. Anualmente serán 120 millones de Euros.

Por último en Francia, la cantidad de fallecidos llega a los 20 mil con un promedio en edad entre los 78 y 86 años. Entonces, si la jubilación promedio ronda los $1.100 Euros, el Gobierno frances dejará de pagar por el momento mensualmente $22.000.000 y al año 264 millones de Euros.

A nivel mundial no todos los que fallecen por el Coronavirus son de la tercera edad, si no que un menor rango hay discapacitados o personas con enfermedades preexistentes. Se estima que la vacuna tardará un tiempo entre 6 meses y un año para que pueda efectuarse en todo el mundo, entonces el nivel de contagio será totalmente alarmante, llegando a una cantidad abismal de fallecidos.