El investigador Evan Ellis señaló que los planes Chinos en la región no cambiaron pese a la pandemia de COVID-19 y crecerán.

El investigador explica que el contexto de la pandemia, el régimen tiene en claro que este puede ser el momento propicio para encarar una de las fases más importantes de su estrategia global de “neocolonización”. La debilidad institucional, las raquíticas economías y la ausencia de políticas de largo plazo regionales son elementos ideales para que Beijing siembre su plan.

Así lo plantea Evan Ellis. Es un investigador de Estudios Latinoamericanos del Colegio de Guerra del Ejército de los Estados Unidos. Desde hace casi dos décadas dedica sus estudios a indagar sobre los vínculos tejidos entre ambas esferas y cómo lentamente el Partido Comunista Chino (PCC) fue internándose.

También dio un análisis sobre la posición de China sobre Argentina: “la posición en la que se quedará el gobierno de (Alberto) Fernández en Argentina, si vuelve a entrar en default el 22 de mayo, y queda excluido de los mercados financieros internacionales en un momento en que necesita desesperadamente déficit de financiamiento para luchar contra el COVID-19 y proteger a las personas vulnerables y los sectores económicos”.


Finalizo aclarando que: “Si China aprovecha la crisis de COVID-19 en el momento de desesperación de Argentina, dada la amplia presencia y las relaciones comerciales establecidas durante el gobierno anterior del vicepresidente Fernández de Kirchner, será tentador para el gobierno actual aceptar la oferta, y tal vez sea difícil decir stop si las condiciones no transparentes de China comprometen demasiado la soberanía de Argentina. Y Argentina es solo uno de los muchos países que se enfrentarán a decisiones tan difíciles”.