El Virólogo argentino volvió a críticar las estadísticas de los sistemas de salud.

En el día de hoy, durante una presentación ante el Centro de Profesionales Farmacéuticos (Ceprofar), Pablo Goldschmidt, una de las voces del ámbito científico más críticas sobre el tratamiento de la pandemia, volvió a cuestionar las cifras que realizan los sanitaristas en el mundo sobre el coronavirus. En esta misma línea, no cree en los cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y considera riesgosas las medidas restrictivas adoptadas por los gobiernos para enfrentar la SARS-CoV-2.

Por ese pensamiento, expresó: “No hay ninguna lógica al analizar las cifras de mortalidad. Algo no cierra si digo que en Bélgica hay 797 fallecidos por millón, Alemania tiene 100 y Nigeria tiene 1. O en Panamá, que tiene 68 fallecidos por millón, México tiene 54 y Venezuela, 4. Argentina tiene 10 fallecidos por millón, Sudáfrica 7 y Australia tiene 4, pero Guinea tiene 1 por millón de habitantes. Cuando se ve esto, digo que todo esto no sirve”, sostuvo el farmacéutico durante la disertación Ceprofar.

No obstante, Goldschmidt, el autor del libro “La gente y los microbios”, explica la psicosis que generaron la gripe H1N1 y el SARS- pide reconocer los “límites del conocimiento científico” ante el nuevo coronavirus y predica como una medida de mayor eficacia la adopción de máscaras plásticas y que gran parte del problema se debe a las “fallas en los sistemas de protección social”.

Bajo esta misma línea, el virólogo que supo formar parte del ministerio de salud francés, enfatizó: “Sabemos que estamos frente a una infección respiratoria que mata de 30 a 50 veces más a la gente de más de 70 años, y a las que tienen serios factores de riesgo. A esa gente hay que atenderla bien”.