Se trata de Sebastian Romero, quien fue detenido hoy en las primeras horas de la día en Uruguay.

Esta mañana en el país vecino, fue detenido el militante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU) Sebastián Rodrigo Romero, quien fue que disparó con un mortero casero a la Policía porteña frente el Congreso de la Nación, en medio de las protestas contra la reforma provisional llevada a cabo por el gobierno de Mauricio Macri.

Según Infobae, el militante prófugo fue capturado en un campo en la zona de la ciudad de Chuy en Uruguay, en el partido de Rocha, después de una investigación del área de Interpol de la Policía uruguaya con ayuda de sus pares argentinos de la Policía Federal, luego de meses tratándolo de rastrear.

Fotografiado por el reportero Nicolás Stulberg, la imagen de Romero se convirtió en memes en redes sociales con el apodo de “Gordo Mortero”. No solamente se convirtió rápidamente en un prófugo, sino que fue el más reconocible y buscado del país, con un pedido de captura nacional e internacional en su contra.

Así, Romero pasó más de dos años prófugo, con una recompensa sobre su cabeza de un millón de pesos ofrecida en 2018 por el Ministerio de Seguridad de la Nación y una circular roja de Interpol. Recordemos que en noviembre del año pasado, Romero mandó un mensaje desde la clandestinidad. Se definió como un “perseguido político del gobierno de Macri” y llamó a un gran paro general para derrocar al gobierno de Sebastián Piñera en Chile.