El mandatario brasilero dijo que los va a denunciar por revelar su teléfono y direcciones de residencia de el y sus hijos.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, informó hoy que tomará acciones legales contra el movimiento hacker. “En una clara medida de intimidación, el movimiento hacktivista ‘Anonymous Brasil’ publicó en Twitter datos del Presidente de la República y de sus familiares. Se están adoptando medidas legales para que esos delitos no queden impunes”, dijo el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Anonymous Brasil publicó en el día de ayer por la noche, datos personales del presidente del país, Jair Bolsonaro; y sus hijos, el concejal Carlos Bolsonaro y el diputado federal Eduardo Bolsonaro. Además, reveló información de los ministros Abraham Weintraub (Educación) y Damares Alves (Mujeres, Familia y Derechos Humanos); y del diputado Douglas García.

El grupo de hackers dio a conocer los números de teléfono, direcciones (físicas y de correo electrónico) y datos inmobiliarios de la familia del presidente. Según el diario brasilero “O Globo”, parte de los datos, como las declaraciones de bienes inmuebles, ya eran públicos y estaban disponibles en la plataforma de divulgación de la Justicia Electoral. Sin embargo, los números de teléfono y las direcciones de mail, por ejemplo, era información del ámbito reservado.

La información fue publicada en Twitter a través de enlaces a páginas con los documentos. Pocos minutos después, la red social eliminó esa publicación pero Anonymous Brasil prometió no detenerse y hacer que los datos estén disponible nuevamente. Mientras tanto, el Ministerio de Justicia de Brasil, ordenó a la Policía Federal que investigue el origen de los mensajes, sin llegar a confirmar si los datos que aparecieron eran reales.

Antes del anuncio de Bolsonaro, sus hijos se expresaron sobre lo sucedido el lunes por la noche. “El grupo ‘pro-democracia’ filtró mis datos personales y de otros en internet”, escribió el concejal Carlos Bolsonaro. El diputado Eduardo Bolsonaro se pronunció también, aunque sin señalar posibles responsables: “En clara violación de la ley, un grupo divulgó datos personales míos, del presidente y otras personas ligadas al Gobierno. Como no pueden acusarnos de ningún crimen, cometen crímenes para exponernos. Estoy tomando acciones legales y la investigación será hecha por los organismos competentes”.

Douglas García también denunció la filtración de sus datos: “Anonymous Brasil, de manera criminal, acaba de publicar todos mis datos en las redes sociales. ¿Por qué poner en riesgo a mi familia? ¿Por qué divulgar la dirección de mi casa? ¿Los lugares donde trabajé? Voy a la estación de policía ahora mismo para hacer una denuncia policial”, escribió García en su cuenta de Twitter.

Por último, García fue blanco del grupo porque anteriormente había publicado, también en Twitter, una solicitud para que la gente denunciara a los “autodenominados antifascistas”. “¡ATENCIÓN! Si conoce el nombre completo de un autodenominado ‘antifascista’ y tiene pruebas de que él es lo que dice ser, le pido que adjunte la prueba a su nombre completo y la envíe a mi correo electrónico: douglasgarcia@al.sp.gov.br. Puedes RT aquí sin piedad, por favor. Ayúdenme”, había declarado.