En la reunión, De Pedro destacó el trabajo de los camioneros, pero el camionero manifestó excesivas demoras en algunos pasos fronterizos y el Gobierno se ocupa para solucionarlas.

En el día de hoy, el Ministro del Interior, Wado De Pedro, recibió a Pablo Moyano en Casa rosada para seguir trabajando en las inquietudes que de los Camioneros. Entre ellas, el parate del sector productivo, que comenzó a funcionar en las últimas semanas, sobre todo en el interior del país, el cierre de comercios y trabajadores despedidos o suspendidos.

También, se cree que con esta reunión, Wado De Pedro haya hecho un guiño a Facundo Moyano al recibir a Camioneros para que reemplace al actual Ministro de Trabajo, Claudio Moroni. Con la situación de los despedidos o suspendidos, se cree que el hijo de Hugo Moyano, podría ser una buena opción para manejar esa cartera. La oferta para que Facundo Moyano sea próximo ministro de trabajo, está arriba de la mesa del Presidente, pero el ambiente está muy caldeado como para tomar una decisión apresurada.

En este contexto de pandemia, los camioneros fueron considerados esenciales desde el primer día del aislamiento, dado que son quienes abastecen a todo el país. Por eso, el funcionario destacó “el rol fundamental que realizan a diario los trabajadores para abastecer de alimentos y otros bienes esenciales a los argentinos y argentinas”.

De Pedro agregó que “tienen que salir a trabajar a diario, muchas veces poniendo en juego su salud y la de sus familias, para garantizar que el resto de los argentinos pueda estar en su casa cuidándose”.

Por su parte, Moyano agradeció la posibilidad del diálogo y planteó dificultades que registraron, como “demoras excesivas” en pasos interprovinciales que “complican el abastecimiento que con tanto esfuerzo realizan nuestros compañeros en todo el país”.

Por último, el Ministro De Pedro, que estuvo acompañado por el secretario de Interior, José Lepere, informó que el ministerio está trabajando con las áreas de Salud, Seguridad y Transporte del gobierno nacional, como así también con las provincias, para resolver la situación. Y concluyó: “Hay que valorar y respetar el trabajo de todos los trabajadores esenciales en esta pandemia”.